Charles Chaplin: el genio silencioso

12 de abril del 2017

Charles Chaplin fue el mejor actor de cine mudo. Aún es reconocido por su personificación de “Charlot”, y la critica social que presenta en sus películas.

Charles Chaplin: el genio silencioso

Foto: Shutterstock

Cada vez que pensamos en el cine, en sus inicios,  en escenas memorables, inevitablemente terminaremos por remitirnos a Charles Chaplin. Además de sacar sonrisas con su tragicomedia, en su obra dejó prfundas reflexiones y una crítica social ácida e inteligente.

Charles Spencer Chaplin o Charlie Chaplin como lo reconocen, nació el 16 de abril de 1889 en Lambeth, Londres (Inglaterra).

Charles, de cinco años, era fiel a acompañar a su madre a sus presentaciones, ya que ella era cantante. En una de sus funciones su voz empezaba a fallar y se quebró. El director decidió envía a charles, que imitó la voz de Lily incluyendo el desfallecimiento final, para gran diversión del público. Ése fue su debut artístico.

La familia de Chaplin transitaba por una situación crítica: su padre estaba recluido en un sanatorio para alcohólicos y su madre, tras el fracaso, empezó a sufrir de trastorno metal. Charles y sus hermanos fueran a vivir a un asilo de beneficencia. Luego estudió en un colegio “para pobres”, donde sufrió distintas formas de acoso por su situación económica. Afortunadamente esto duró muy poco ya que pronto él se volvió parte de un grupo de actores jóvenes llamado Eight Lancashire Lads. Así fue como se convirtió en un actor que iba de pueblo en pueblo.

La dureza de su niñez, llevó a que Chaplin tuviera cierta aversión por las fiestas importantes, como la navidad, por ejemplo, por que no la celebraba casi nunca. Le recordaba las tragedias y tristezas de su infancia.

Llegó a Hollywood a la edad de 19 años. En 1907 Richard Sennett, que lo había descubierto en un teatro de Nueva York en un papel de borracho, lo contrató para sus estudios Keystone como reemplazo de Ford Sterling. Esté fue el primer paso para ser un reconocido.

Al inicio hubieron tropiezos; el formato de acción le ocasionaba problemas. Sin embargo, Chaplin rápidamente se convirtió en un éxito y fue la estrella más popular de Keystone.

Entonces nació su personaje principal: Charlot. Pantalón embobado, bastón, sombreo de bombín y zapatos desgastados: una imagen inolvidable. Tuvo varias personificaciones  y protagonizaría grandes películas como El vagabundo, Las aventuras de Charlot, Vida de perro, El chico, Tiempos modernos, El gran dictador entre otros.

A partir de 195 su fama empezó a crecer, por lo que sus producciones fueron más ambiciosas. La popularidad de Chaplin continuó en aumento hacia el final de la Primera Guerra Mundial.

En sus películas, hacía referencia a los problemas e injusticias de la sociedad de su tiempo. Las constantes luchas y humillaciones de los inmigrantes desamparados y los problemas laborales fueron las que más destacaron.

Cada vez su fortuna se hacía mayor, tanto así que logro fundar la compañía distribuidora de filmes United Artists (UA), en 1919. Para ese entonces ya contaba con lo suficiente  para renunciar a las demás compañías , tener sus propios estudios en Hollywood y dedicarse con más calma a producir, realizar y protagonizar sus propios films. Cada una de las películas de esta etapa tuvo un éxito impresionante y se convirtió en una gran referencia para el cine.

La quimera del oro es considerada la séptima mejor película del siglo xx. Su única obra dramática fue La opinión pública, estrenada en octubre de 1923. Tras la llegada del cine sonoro, Chaplin siguió centrando en el cine mudo, incluyendo efectos de sonido y música con melodías basadas en canciones populares o compuestas por él.

El circo (1928), Luces de la ciudad (1931) y Tiempos modernos (1936) fueron esencialmente mudas. Luces de la ciudad fue elogiada por su mezcla de comedia y sentimentalismo.

El Gran Dictador (1940) fue su primera cinta hablada desafiando al nazismo. Recibió el premio Oscar Honorífico en 1928 y 1972 y uno más a Mejor banda sonora. Fue candidato a premio Nobel de la Paz y nombrado caballero comendador de la orden del imperio Británico.

Entonces lo acusaron de ser comunista y haber realizado actividades en contra de Estados Unidos, por este motivo, tuvo que exiliarse en Suiza, donde terminó sus días.

El final de Charles Spencer Chaplin llegaría exiliado. Además la demencia senil evitaba que se pudiera mover o hablar.

Murió en 1977 mientras dormía en su casa, a causa de un derrame cerebral, durante el día de Navidad, en la localidad de Vevey (Suiza). Fue enterrado en el Cementerio Corsier-Sur-Vevey de Vaud (Suiza).

Charles Chaplin aún vive en la memoria de todos los cineastas y grandes actores. Siempre será reconocido por ser el mejor en cine mudo. “A medida que un hombre entra en años, quiere vivir profundamente. Un sentimiento de triste dignidad invade su alma, y esto es fatal para un cómico”, dijo en una ocasión.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO