Parmenio Medina, un crítico colombiano con agallas

7 de julio del 2018

Destapar casos de corrupción era algo que Parmenio Medina Pérez solía conseguir cuando investigaba. El periodista ejerció la mayor parte de su carrera en Costa Rica. Era locutor del programa ‘La Patada’ y buscaba a través del sarcasmo destapar los casos de corrupción, o  ‘chorizo’ como le llaman en Puerto Rico. Nació ‘El escuadrón antichorizo’, […]

Parmenio Medina, un crítico colombiano con agallas

Destapar casos de corrupción era algo que Parmenio Medina Pérez solía conseguir cuando investigaba. El periodista ejerció la mayor parte de su carrera en Costa Rica. Era locutor del programa ‘La Patada’ y buscaba a través del sarcasmo destapar los casos de corrupción, o  ‘chorizo’ como le llaman en Puerto Rico.

Nació ‘El escuadrón antichorizo’, un equipo de periodistas liderado por Parmenio quienes eran la voz de la denuncia. Enfrentaban intereses políticos, ideológicos, religiosos, gubernamentales, entre otros.

A través de los años se convirtió en un blanco de enemigos, recibió muchas amenazas, pero nada lo detuvo. Se ganó el respeto de los oyentes, en las calles se escuchaba la frase “a lo que diga Parmenio, póngale la firma”.

Investigaba el caso del sacerdote católico Minor Calvo quien trabajaba en “Radio María Guadalupe”. El periodista encontró un fraude en el uso de fondos por parte de la emisora.

El 7 de julio del 2001 Parmenio llegó a su casa después de grabar su último programa, cuando unos hombres estacionados en un carro gris le dispararon en la cabeza y torso. Fue trasladado al hospital más cercano, pero las heridas eran de gravedad. Falleció diez minutos después del ataque.

El periodista gozaba con seguridad pero un mes antes solicitó que le fuera retirada. Su pérdida marcó un antes y después en el periodismo de Puerto Rico. Jamás se había atentado contra la libertad de expresión.

Las investigaciones confirmaron que el sacerdote Minor Calvo estaba en la lista como el actor intelectual del asesinato de Parmenio, aunque fue absuelto y condenado a 15 años de cárcel por la corrupción en emisora para la que trabajaba.

Omar Chávez, otro de los señalados, fue condenado a 35 años de cárcel por el asesinato de Medina y 13 por la estafa de la emisora. De los nueve imputados, seis fueron absueltos y tres condenados.

El país lamentó la sentencia que al parecer dejó a varios de los implicados en libertad. Los costarricenses aún recuerdan el suceso que acabó con la vida de Parmenio Medina y lo consideran un símbolo del periodismo en ese país.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO