Conrad Schumann saltó el muro de Berlín

20 de junio del 2018

No se sintió libre hasta que se desplomó el muro.

Conrad Schumann

Un simple salto de no más de un metro de altura le dio la fama a Conrad Schumann y lo convirtió en un ídolo de la revolución y la libertad durante la posguerra. Este hombre falleció hoy, 20 de junio, hace 20 años.

Conrad Schumann nació el 28 de marzo de 1942, en la ciudad de Luetewitzh y vivió su juventud en la caída del nazismo, sus primeros años estuvieron marcados por la devastación de Alemania tras la Segunda Guerra Mundial.

Sin embargo, en 1945 los líderes mundiales aliados, quienes ganaron la guerra en contra de Hitler, llegaron a territorio alemán y lo repartieron como un botín para cada uno. La Unión Soviética tomó la zona oriental, mientras Francia, Gran Bretaña y Estados Unidos se quedaron con la parte occidental.

Ese ambiente ofensivo permanente durante la Guerra Fría, llevó a los países a buscar militares en cualquier lugar para mantener su pie de fuerza. Por eso, el ejército de Alemania del Este llegó hasta la granja del padre de Conrad Schumann y lo reclutó, con la idea que un joven de ambiente rural sería más maleable a sus ideologías.

Por eso logró ver de cerca esa idea extremista de dividir un país en dos por medio de un muro. Vio las familias que tenían que separarse por considerar que tenían más de un lado que de otro, y aquellas que no alcanzaban a escoger en qué lugar quedarse.

En las primeras semanas de agosto, Schumann fue enviado a prestar guardia en Berlín. Hacía unos cuantos días que había iniciado la construcción del muro, pero apenas se separaba por unas vallas de alambre y barricadas de madera.

El 15 de agosto, mientras pasaba por la plaza del Bernauer Strasse, se que se acercó a la valla y sin pensarlo mucho, tiró su fusil y corrió para tomar el impulso necesario para saltar la cerca política que dividía dos modelos distintos de país. Cayó en occidente, se repuso pronto para subirse a un vehículo de la policía de la República Federal de Alemania.

Aunque no era el primero que evadía la frontera, lo que lo llevó a la historia fue el fotógrafo Peter Leibing, quien trabajaba para la agencia Conty Press de Hamburgo, y estaba esperando el hecho. Horas antes le habían informado de la posibilidad de que un soldado saltara.

Ese momento justo quedó registrado en la cámara de Leibing y pronto se difundió como un símbolo de la libertad, el capitalismo y la represión de la república mediática de la República Democrática Alemana. Sin embargo, no fue sino hasta que cayó el muro de Berlín, 28 años después de su hazaña, que se sintió realmente libre. Pero aunque Conrad Schumann alcanzó a ver caer los ladrillos de la discordia, una desolada depresión lo llevó al suicidio el 20 de junio de 1998.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO