Consuelo Araujo, la matrona del Festival Vallenato

Consuelo Araujo, la matrona del Festival Vallenato

25 de septiembre del 2014

A sus 15 años, Consuelo Araujo Noguera tuvo que abandonar el colegio para empezar a trabajar como auxiliar de giros en el Banco de Bogotá. Lo hizo para ayudar económicamente a su familia y colaborar con el pago de la educación de sus hermanos: Álvaro, Rodolfo y Jaime.

Tiempo después, cuando ya era un personaje de reconocida trayectoria nacional, culminó el bachillerato en el Colegio Nacional Loperena pero no recibió dicho título. Sin embrago, su pasión por la lectura le permitió formarse una vasta cultura y completar, de manera autodidacta, su formación intelectual. En abril del año 2000, la Universidad Popular del Cesar le otorgó el título honoris causa en literatura y español.

Lea también: Cuando al contralor Edgardo Maya lo salvaron de una pena de amor

Consuelo escribió por más de veinte años en el diario El Espectador la ‘Carta vallenata’, una columna de opinión que sirvió para denunciar casos de corrupción, preguntarse por el civismo vallenato e incluso anunciar la llegada de los semáforos a Valledupar.

Entre lo más destacado de su carrera política y cultural está la partición activa en el Comité Pro-Creación del Departamento del Cesar, el cual fue inaugurado el 21 de diciembre de 1967, y de su relación y amistad con su primer Gobernador, Alfonso López Michelsen, surgió la idea de crear el Festival de la Leyenda Vallenata.

Consuelo organizó sus primeras cuatro versiones como directora del encuentro musical. Por su estrecho vínculo con el vallenato, el periodista Hernando Giraldo la rebautizó en 1969, durante las jornadas del segundo Festival Vallenato, el día de la Virgen del Rosario, como: ‘La Cacica’.

Entre 1974 y 1978 ocupó el cargo de cónsul en Sevilla (España). Drigió desde 1983 hasta 1989 el programa radial ‘La Cacica comenta’ en la emisora Radio Guatapurí de la ciudad de Valledupar. Entre julio de 2000 y marzo de 2001 ocupó el cargo de ministra de cultura y hasta el día de su secuestro trabajó en una investigación sobre la ‘Décima’ vallenata.

Su secuestro se produjo el 24 de septiembre por parte de las Farc, al regresar de la misa tradicional de la Virgen de Las Mercedes celebrada en Patillal, al lado de un grupo de personas. Consuelo fue asesinada a los 61 años, sobre la media noche, del 29 de septiembre de 2001, en las montañas de la Sierra Nevada de Santa Marta.

‘La Cacica’ publicó tres libros dedicados a la cultura vallenata: Vallenatología, Escalona, el hombre y el mito, y El lexicón del Valle de Upar. Pero dejó por publicar una biografía novelada de la vida y obra musical de Leandro Díaz titulada: ‘En la casa de Alto Pino’.

La ‘Cacica’ se casó en dos ocasiones. La primera con Hernando Molina Céspedes, con quien tuvo cinco hijos: Hernando César, María Mercedes, Rodolfo Augusto, Ricardo Mario y Andrés Alfredo. De sus segundo matrimonio, con el abogado Edgardo Maya Villazón, nació el último de sus hijos: Edgardo José.

Fuente:

Banco de la República

Festival Vallenato