David Vetter, el niño burbuja

21 de septiembre del 2017

Vetter fue bautizado como católico con agua bendita esterilizada una vez que había entrado en la burbuja.

David Vetter, el niño burbuja

Foto: @Wikimedia

El 21 de septiembre de 1971 nació David Phillip Vetter, un niño con una enfermedad denominada inmunodeficiencia combinada severa (SCID). Se trata de una afección genética muy poco frecuente que debilita el sistema inmune rápidamente.

David nació aparentemente sano pero en pocos meses los anticuerpos de su sangre disminuyeron e inevitablemente su salud se deterioró rápidamente.

Los Vetter tuvieron dos hijos más, el primer niño David Joseph Vetter III también nació con el padecimiento y falleció a los 7 meses. La segunda hija fue Katherine, ella nació sana. En ese momento la única solución al SCID era el aislamiento en un ambiente estéril hasta que se lograra hacer un trasplante de médula ósea.

Ya con estos antecedentes, los Vetter decidieron tener a David. Cuando nació ya tenían una cama con un caparazón estirilizado listo para el niño. Inmediatamente nació entró al entorno de plástico que sería su hogar la mayoría de su vida.

Foto: @Wikimedia

En ese momento no hubo debates en caso de que no se encontrara un donante de médula ósea o una posible cura, ni el tiempo que David viviría en la burbuja y las consecuencias psicológicas que podría tener ese aislamiento en un niño.

Todo lo que ingresaba al interior de la burbuja; agua, alimentos, pañales, ropa debía ser esterilizado. La única manera de tocar a David era por medio de guantes que se encontraban unidos a las paredes de la burbuja. Los padres trataron de darle una vida normal, al interior del lugar había televisión y una sala de juegos.

El caso llegó a la opinión pública estadounidense, en 1977 los investigadores de la NASA le fabricaron un traje para que saliera de la burbuja. El traje estaba conectado al mecanismo pero le permitía salir al exterior sin riesgo de contaminación.

Foto: @Wikimedia

Vetter recibió un trasplante de médula ósea de su hermana, su cuerpo no rechazó la médula pero enfermó con mononucleosis infecciosa después de unos meses. Murió 15 días después el 22 de febrero de 1984, de linfoma de Burkitt a la edad de 12 años.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO