Ed Warren, el único demonólogo reconocido por la iglesia

Ed Warren, el único demonólogo reconocido por la iglesia

23 de agosto del 2017

Gracias a la famosa muñeca embrujada, Anabelle, los Warren entraron a ‘hall’ de la fama del ocultismo. Ed y Lorraine quizás son la pareja de investigadores de lo paranormal más importantes del mundo. La pareja creó el único museo en el mundo de ocultismo en su hogar.

Además del ocultismo, Edward Warren Miney se dedicó a pintar y a escribir. Llegó a ser el autor de cuatro libros de ciencia ficción. Nació el 7 de septiembre de 1926 Bridgeport, Conneccticut, Estados Unidos.

Ed empezó a vivir experiencias paranormales desde los 5 y 12 años de edad. En una entrevista a Secrets of the Supernatural, Warren contó que eran las dos o tres de la mañana y las puertas de su armario se abrían por si solas.

Además, salían luces flotantes de él y rostros que lo miraban fijamente. “El rostro que más veía era el de una anciana enojada, de pronto la habitación se congelaba, se escuchaban pisadas y susurros, a los pocos minutos estaba durmiendo en la cama de mis padres. Crecí sin saber que era ello”.

Cuando Lorraine tenía siete años, descubrió su ‘don’. Empezó a ver luces al rededor de las personas. En una ocasión le dijo a una monja de su colegio “tus luces son más brillantes que las de la madre superiora”. La mujer le preguntó “¿qué luces?”

Luego de esto tuvo que ir por penitencia a rezar. En ese momento no entendía lo que era.

Foto: Flickr

Foto: Flickr

Cuando Ed cumplió 16 años trabajó como acomodador en el teatro colonial de Bridgeport. Lorraine frecuentaba el lugar con su madre todos los miércoles. Se conocieron y se hicieron muy amigos. Tiempo después Edward entró a la armada para hacer frente en la Segunda Guerra Mundial.

Cuando volvió se casó con Lorraine pero tuvo que volver a la guerra. Al regresar su esposa había dado luz a su hija única, Judy. Mientras se convertía en demonólogo se dedicó a pintar. Su especialidad eran las casas y los paisajes. Las casas que pintaba según la pareja estaban ‘encantadas’.

Iban hasta el lugar para obtener una vista panorámica. Fue desde ese momento Lorraine desarrolló su don, podía ver si realmente la casa estaba ‘encantada’ o si habían presencias demoníacas o fantasmas y qué era lo que había pasado.

Lorraine se acercaba a los dueños de la casa que seguramente se preguntaban que hacían dos extraños al frente de su hogar. Ellas les ofrecía el cuadro, “mi marido ha pintado esto. ¡Mire lo que ha visto!”. Los dueños de las casas compraban el cuadro con la condición de que la pareja viera lo que estaba pasando.

Con el tiempo tuvieron éxito y crearon la “New England Society for Psychic Research” (“Sociedad de Investigación Psíquica de Nueva Inglaterra”). La primera institución en dedicarse a la investigación de sucesos paranormales, fantasmas y demonios.

Los Warren no cobraban por sus servicios. Su sustento eran los cuadros que pintaba Ed. Debido al reconocimiento que cosecharon a Lorraine se le dio el título de clarividente y médium. Ed fue considerado el primer demonólogo reconocido por la iglesia.

Trabajó con otros siete demonólogos, todos fueron reconocidos como sacerdotes menos él.

Uno de los casos célebres fue ‘El Conjuro’ que tuvo adaptación al cine en 2013. Según Lorreine la película se apega a los acontecimientos que realmente pasaron. La casa aparentemente estaba encantada por una bruja que vivió allí en el siglo 19.

Foto: Flickr

Foto: Flickr

Actualmente Lorraine sigue administrando el museo. Ed Warren falleció el 23 de agosto de 2006. Cinco años antes de su muerte a las dos de la madrugada le abrió la puerta a su gato, en ese momento sufrió un accidente cerebrovascular y permaneció en coma por 11 semanas.

Cuando despertó no volvió a hablar. Su esposa Lorraine estuvo a su lado hasta que murió a sus 71 años.