El bombardero colombiano que noqueaba a sus rivales

El bombardero colombiano que noqueaba a sus rivales

12 de Junio del 2014

Cuando faltaban 25 minutos para el final de aquel partido del mundial de Chile 62, Colombia perdía 4-2 contra la Unión Soviética. El narrador colombiano Gabriel Múñoz López, quien transmitía en directo el partido, hablaba de una “hecatombe en las líneas colombianas”. Entonces Colombia empezó a tejer una jugada con Klinger, Aceros, Coll, Serrano, ‘el Zipa’ González y otros. La bola llegó a los pies de Rada: “Esta afuera del área, frente al arco norteño. Tiro violento… Gooooollll!! Colombia descuenta con un guayazo impresionante de Antonio Rada”.

Así narró Muñoz López el tercer gol de Colombia Gabriel Muñoz López. Luego vendría el gol de Klinger, que definiría el empate 4-4. Durante muchos años, la máxima gesta del fútbol colombiano fue ese partido que se llevó a cabo el 3 de junio de 1962 y en el que la selección nacional enfrentó al más grande arquero de aquellos tiempos: Lev Yashin, más conocido como ‘La araña negra’.

Uno de los grandes jugadores del partido contra la  Unión Soviética fue Antonio Rada, un goleador nacido en Sabanalarga en 1936, famoso por la potencia de sus disparos. Su primer club fue el Sporting de Barranquilla, luego jugó en Unión Magdalena, Deportivo Pereira, Junior de Barranquilla, Atlético Nacional, Atlético Bucaramanga y Deportes Tolima.

En sus entrevistas, ya retirado, Rada se definía como el mejor cañonero de sus tiempos en Colombia. Alguna vez metió a un arquero mexicano con todo y bola en el arco, a otro le rompió la clavícula y a otros más los dejó privados a punta de balonazos. Incluso mandó a uno al hospital.

El temperamento de Rada trascendía las líneas que enmarcan el campo de fútbol. Era el mejor compañero, pero cuando se enfurecía, la tierra temblaba. Así ocurrió cuando no soportó que el técnico paraguayo César López Fretes lo sustituyera cuando jugaba en el Pereira. Minutos después lo noqueó en el camerino de un puñetazo en la mandíbula desencadenando una tremenda pelea. En otra ocasión noqueó a un árbitro.

Quienes lo conocieron aseguran que la injusticia lo sacaba de casillas y de ahí venía su furia. Son los mismos que aseguran que era un líder como pocos. Antonio Rada murió el 1 de junio de 2014 como consecuencia de un cáncer de próstata. anotó 152 goles en 315 partidos, se retiró en 1970 y dejó, en una temblorosa cinta en blanco y negro, sus dos pases de gol y un derechazo a ras de piso que venció al mejor arquero del mundo.