El Che Guevara, el hombre detrás del mito

14 de junio del 2017

El retrato del Che es una de las imágenes más reproducidas del mundo

El Che Guevara, el hombre detrás del mito

Foto: Wikimedia

Para algunos fue un héroe, para otros un monstruo. Murió en octubre de 1967 librando una guerra revolucionaria en Bolivia. La CIA y las fuerzas especiales de Norteamérica conspiraban para derribarlo.

El pueblo cubano aún rinde tributo a su memoria. El Che era admirado incluso por las personas que iban en contra de su ideología. “El Che consideraba que formar parte de una guerrilla era la máxima expresión del genero humano”, comentó Jon Lee Anderson autor de “Che Guevara: Una vida revolucionaria”.

Nació el 14 de mayo de 1928 como Ernesto Guevara de la Serna en la ciudad de Rosario, Argentina. Su padre era Ernesto Guevara Lynch. Su madre Celia de la Serna procedía de una ilustre familia española. Ernesto padecía asma crónica, una enfermedad que lo acompañaría toda la vida.

La familia se trasladó a Alta Gracia, esperando que el clima seco mejorara la afección que tenía Ernesto; allí pasó su adolescencia. Cuando comenzó la Guerra Civil Española su padre creó un comité de ayuda a los republicanos españoles. Así tuvo contacto por primera vez con la política.

En 1947 se trasladaron a Buenos Aires. Lo declararon no apto para el servicio militar e ingresó a estudiar medicina. Entonces se interesó por la política pero no militó en ningún partido. Sus papás se separaron y el se quedó con su mamá y tres hermanos.

Ese año emprendió un viaje por toda Argentina en una bicicleta con motor que el incorporó y luego se alistó como tripulante en barcos de flota por la costa. En 1951, con su amigo el médico Alberto Granado inició otro viaje en motocicleta.

Comenzó por el sur argentino y continuó su viaje por Chile, Bolivia, Perú, Colombia y Venezuela. Desde allí viajó en un vuelo a Miami, donde permaneció un mes y finalmente regresó a Argentina. Sus viajes los plasmó en un cuaderno que publicó más tarde como Mi primer gran viaje. 

El acercamiento que tuvo con los chilenos mineros y las condiciones extremas en las que sobrevivían, y su trabajo a orillas del Amazonas, fueron momentos cruciales en su ideología revolucionaria a la que dedicó su vida.

Terminó su carrera en 1953 con tesis sobre alergias. Decidió reencontrarse con su amigo Granado que se había quedado en Venezuela. Pasó antes por Bolivia atraído por el gobierno revolucionario de Paz Estensoro.

En La Paz conoció a Ricardo Rojo que fue autor de sus biografías Mi Amigo el Che. Viajaron a Perú y Ecuador haciendo autostop, allí se enteran de la revolución guatemalteca. Después de pasar por Nicaragua viajan a Costa Rica.

En ese país entablaron contacto con dirigentes políticos. Conoció a los líderes del Movimiento 26 de Julio. Recién llegado a Guatemala compartió pensión con otros exiliados, desde ahí se interesó por la situación social cubana.

Cuando Castillo Armas invadió Guatemala, Guevara pidió participar con la resistencia, pero le negaron el permiso. Trabajó en la defensa civil ayudando a la victimas. El nuevo gobierno de Castillo de Armas desató represión y el Che figuraba entre los condenados a muerte.

El embajador argentino en Guatemala lo asiló en la sede diplomática. El Che rechazó volver a Argentina y le dieron un salvoconducto para viajar a México. En este país conoció a Raúl Castro gracias a Hilda Gadea también exiliada.

Se casó con Hilda el 15 de febrero de 1956 y nació su primera hija Hildita. Fidel Castro llegó a México y designó al Che como médico de expedición en la lucha revolucionaria en Cuba. La partida fue el 25 de noviembre en un viaje de cinco días en el yate Granma. 

Eran 82 combatientes. El grupo fue derrotado y Guevara recibió dos heridas de bala. La primera victoria del grupo se produjo el 17 de enero de 1957. El New York Times realizó un informe y reportaje a Fidel Castro y ganó simpatía del público.

El Che fue ascendido a comandante, salió victorioso de las batallas El Hombrito y La Mesa y fundó el primer periódico de la guerrilla, El Cubano Libre. En 1958 Guevara instaló en La Mesa un cuartel general de información con transmisiones de radio.

Conoció a Aleida March y al llegar a Escambray unificó las formaciones guerrilleras. Esta unión le permitió tomar Santa Clara. Fidel Castro llegó al lugar y decretó la reforma agraria. Así precipitó la caída de la dictadura de Batista, que después partió al exilio.

El 8 de enero, Manuel Urrutia Lleó fue nombrado presidente y las fuerzas revolucionarias entraron victoriosas en La Habana. El Che se divorció de su esposa y se casó con Aleida March. El 3 de enero de 1961 los EE.UU. anunciaron la ruptura de relaciones con el gobierno cubano.

El 17 de abril se produjo la invasión de Bahía Cochinos y Fidel proclamó la Revolución Cubana con carácter socialista. El papel del Che en la revolución Cubana fue cada vez más importante, y en 1962 compuso la Dirección Nacional de las Organizaciones Revolucionarias Integradas.

En ese año se produjo la “crisis de los misiles” cuando Estados Unidos denunció la presencia de armamento soviético en la isla. El conflicto terminó con la retirada soviética. En esos años el Che representó a Cuba en varios foros internacionales en los que denunciaba el imperialismo norteamericano.

Relevado de sus cargos en Cuba volvió a iberoamérica y eligió a Bolivia para hacer un centro de operaciones para instalar una guerrilla que influenciara a Argentina, Chile, Perú, Brasil y Paraguay. Pero la intención no caló en el país.

Se aisló en una región selvática y fue delatado por campesinos. Cayó en una emboscada del ejército bolivariano en Valle Grande. Lo apresaron el 8 de octubre de 1967. Como el Che se había convertido en un símbolo para los jóvenes los militares bolivianos lo asesinaron.

Se fotografiaron con el, expusieron su cadáver y lo enterraron en secreto. En 1997 los restos fueron hallados, exhumados y trasladados a Cuba. Lo enterraron con honores por el régimen de Fidel Castro.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO