El héroe de la generación beat, Jack Kerouac

21 de octubre del 2018

Jack Kerouac fue uno de los escritores precursores de la generación beat, una influencia importante para la desesperanza y las ganas de experiencia de una generación joven de mediados de los años 1960, en sus letras quedó consignado una revolución literaria y cultural que se extendió más allá de Estados Unidos. Jean-Louis Lebris de Kerouac […]

Jack Kerouac

Flickr

Jack Kerouac fue uno de los escritores precursores de la generación beat, una influencia importante para la desesperanza y las ganas de experiencia de una generación joven de mediados de los años 1960, en sus letras quedó consignado una revolución literaria y cultural que se extendió más allá de Estados Unidos.

Jean-Louis Lebris de Kerouac era su nombre real, nació en 1922 en Lowell, Massachusetts, proveniente de una familia migrante de tradición franco-canadiense, por eso durante sus primeros años no hablaba inglés sino un francés canadiense. Por eso parecía un extranjero en su propio país.

Era destacado para el fútbol americano pero tuvo que retirarse luego de sufrir una lesión. Empezó a estudiar Horace Mann School donde conoció a Henri Cru, quien le ayudaba a buscar trabajos como marino mercante y también a Seymour Wyse, quien lo introdujo en el Jazz.

Luego ingresó a la Universidad de Columbia donde su vida empezaría a tomar el rumbo de la literatura, al conocer a dos de sus más grandes amigos, el poeta Allen Ginsberg y el también escritor William Borroughs. Ese encuentro quedó relatado en su libro La vanidad de los Duluoz.

Durante sus estudios universitarios, Jack Kerouac trabajó en diferentes periódicos con columnas de deportes y también sirvió en la marina mercante durante la Segunda Guerra Mundial.

En medio de esa generación beat, de poemas, drogas y otras locuras, conoció a Lucien Carr. Después del tiempo, Carr confesó haber matado a un hombre conocido en la ciudad por problemático, Kerouac le escondió el cuchillo y la ropa, pero resultó siendo detenido cuando el asesino confesó. Ese episodio quedó consignado en el libro de coautoría con Borroughs Y los hipopótamos se cocieron en sus tanques.

Jack se había concentrado en la literatura, tanto que adquirió la obsesión de crear la “gran novela americana”. Su primera obra de este tipo publicada fue The town and the city (1950), también otras como Los vagabundos del dharma y Los subterráneos, todas que describían aspectos propios de su vida. Llegaron después otras del mismo estilo, como Doctor Sax (1959), Maggie Cassidy (1959) y Tristessa (1960).

La fama le llegó por parte de sus críticos, que consideraron que su estilo era nuevo, fresco; y por parte de sus lectores, que sentían en él relatos vivos. Kerouac tenía un estilo propio de sus influencias literarias como Walt Whitman, Arthur Rimbaud, Henry Miller y James Joyce, en los que usaba una narración que parecía espontánea similar al estilo del jazz bebop.

Así surgió el movimiento literario, artístico y cultural conocido como la generación beat, que Kerouac concebía como una generación ávido de cariño, beatitud, placer, experiencias y piedad. “Compone de forma salvaje, indisciplinada, pura, que venga desde abajo, entre más loco, mejor”, decía.

Jack falleció 21 de octubre de 1969 luego de convalecer ante una cirrosis, provocada por su alcoholismo, un vicio que se incrementó en sus últimos años pasando los días en cafés y bares, hasta que sufrió una golpiza de sus enemigos. Una semana después sufrió una hemorragia en su casa mientras veía The Galloping Gourmet en televisión en su casa de Lowell.

¡Haga clic aquí y conozca en tiempo real toda la información de Colombia y el mundo!

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO