El presidente de EE.UU. que evitó la III Guerra Mundial

El presidente de EE.UU. que evitó la III Guerra Mundial

28 de marzo del 2017

“Afortunadamente en un mundo amenazado por llegar al infierno nuclear, este militar alcanzó la presidencia de los Estados Unidos para dirigir una lucha por la paz contra fuerzas enemigas crueles y agresivas entusiasmadas por la posesión y uso de armas letales”.

Dwight David Eisenhower nació el 14 de octubre de 1890 en Denison, Texas. Era el tercer hijo de los siete de la pareja Jacob David Eisenhower e Ida Elizabeth Stover.

Su padre perdió su herencia cuando por la depresión económica perdió la tienda familiar. Así que el concepto de trabajo estaba muy presente en la vida de los Eisenhower.

En la escuela era buen estudiante le gustaba la historia militar, los deportes y las mujeres. Era famoso por lo mal que bailaba.

Los hermanos menores debían ayudar a pagar la carrera universitaria de los mayores, pero, antes fue llamado a una entrevista, esto ayudó a que los fondos de la familia no se resintieran.

En la universidad sus esfuerzos los enfocaba al fútbol americano. The New York Times lo definió como uno de los defensas promesa de la Conferencia Este. Una lesión frenó su trayectoria en los campos de juego.

En 1911 Eisenhower ingresó a la Academia Militar de West Point, se graduó de subteniente.

En octubre de 1915 conoció a Mamie Geneva Doud cuando ella tenía 19 años. Contrajeron matrimonio el 1 de Junio de 1916 y compartieron la misma cama durante 50 años.

La mayor alegría que tuvo Dwight en su vida fue el nacimiento de su hijo Doud Dwight.”Ike” como se apodaba el niño se contagió de escarlatina de una niñera y murió en una semana a sus tres años.

En 1920 Dwight no había salido a la guerra a pesar de que en 1917 EEUU entró en la Primera Guerra Mundial.

En 1922 fue enviado a Panamá, recibió tres años de formación militar por parte de Fox Conner, que tenia la reputación de tener la mejor mente del ejercito.

En ese mismo año los Einsenhower tendrian un segundo hijo John.

Fox Conner ayudó a Dwight a ingresar al importante Colegio de Comandancia y  Estado Mayor de Leavenworth (kansas). Llegó a ser el mejor estudiante.

En 1935, en Filipinas, Eisenhower aprendió a montar un ejercito desde la nada. En 1939 regresó a EE.UU. como teniente coronel.

Después del ataque sorpresa japonés sobre Pearl Harbor comenzó la rápida carrera de Dwight.

“Un plan no es nada, pero la planificación lo es todo” Dwight D. Eisenhower

Fue llamado al departamento de guerra por el jefe del estado mayor del Ejercito George Marshall, el lo conocía por su reputación de excelente oficial y su conocimiento sobre el área del conflicto.

Rápidamente ascendió a General Mayor en 1942.

En este mismo año le dieron el liderazgo de la operación “Linterna”. Fue una invasión en África del Norte para que Stalin y Churchill tuvieran un segundo fuerte, pero la falta de confianza de Dwight en sus tropas y el mismo, concluyó con la perdida de los norteamericanos.

Luego de cinco meses salieron victoriosos pero Dwight había perdido credibilidad en su mando, este error le sirvió para sus próximos encuentros.

Fue el comandante supremo de la operación “Overlord” que consistía en  evitar la invasión de Europa Occidental. Esta fue la decisión más importante en términos de recursos humamos que tomó el presidente Roosevelt durante la Guerra. La invasión prosperó.

Al finalizar la Segunda Guerra Mundial, Eisenhower regresó a su hogar como el hombre más respetado de la tierra, sus servicios serian solicitados en muchas ocasiones y todas las cumplió.

Se desempeñó como jefe de la Ocupación Norteamericana, jefe del Estado Mayor, Constructor y Comandante Supremo de la OTAN y como presidente de la Universidad de Columbia.

Cuando se aproximaban las elecciones presidenciales de 1952 Dwight se interesó por ellas y el 20 de Enero de 1953 fue investido como 34° presidente de los Estados Unidos.

En 1956 fue reelegido con Richard Nixon como Vicepresidente.

Su política exterior se basó en la doctrina Eisenhower o la Doctrina de Represalias masivas, que consistía es una táctica geoestratégica. Esta consistía en no solamente tomar represalias convencionales contra el enemigo, si no usar armas nucleares en caso de ataque.

La “Doctrina de Represalias masivas” seguramente evitó la Tercera Guerra Mundial, pero, desafortunadamente le dio paso a la Guerra Fría.

Falleció el 28 de marzo de 1969, en el hospital Walter Reed, de la ciudad de Washintong.

Vea acá el documental