Roberto Arias Pérez el hombre de los subsidios familiares

Roberto Arias Pérez el hombre de los subsidios familiares

16 de abril del 2018

Roberto Arias Pérez fue el fundador de la caja de compensación Colsubsidio, rector de la Universidad del Rosario y un promotor de la cultura en el país. Murió el 15 de abril a pocos años de cumplir un siglo de vida.

Su carrera pública inició en 1949 cuando llegó a la alcaldía de Girardot, al frente de esta institución con los conocimientos en derecho que había adquirido. Pero una beca que ganó en la Universidad de París lo llevó a abandonar el cargo para ascender otro escaño de su conocimiento.

Con ese desempeñó logró otra beca en Curatorium de la Academia de Derecho In­ternacional de la Haya lo que lo terminó de formar en el derecho, con esos conocimientos se desarrolló como consejero de Asuntos Latinoamericanos y frente al Federación Mundial.

Roberto Arias Pérez regresó a Colombia a mediados de los años 1950 y fundó, para 1957, la caja de compensación familiar Colsubsidio. Con ese proyecto en mente empezó de cero la revolución de los subsidios en el país. Según cuenta Jorge Emilio Sierra Montoya en su libro 50 protagonistas de la economía colombiana, para ese momento solo existía una caja de compensación similar, Comfama en Antioquia.

Lo que hizo Roberto Arias fue incluir en esas entidades los subsidios familiares, pero adicionó a esas entidades el servicio social adicionando ayudas para educación, vivienda, salud, recreación, en el cual se incluyó el fomento de la cultura y el entretenimiento.

Algunos de los economistas y analistas de este tipo de compañías han señalado que su importancia dentro de la sociedad es fundamental, de hecho le atribuyen a los servicios innovadores, para la época, hechos por Roberto Arias, que creció la clase media en el país.

Después de entregar amplios avances en su compañía, Roberto Arias tomó las riendas de la que había sido su primera alma máter: la Universidad del Rosario, y ocupó el cargo de rector de esa institución desde 1986 a 1990.

Uno de sus mayores aportes fue la fundación del Teatro Roberto Arias Pérez, aunque el fundador no estuvo de acuerdo con que el escenario llevara su nombre porque parecía muerto en vida, el espacio obtuvo gran acogida en el país y cumplió con el objetivo de acercar la cultura dramática a las clases populares, su principal objetivo.

Roberto Arias falleció a sus 94 años de edad, en su casa, acompañado por sus familiares.