Hedy Lamarr, la mujer que hizo el primer orgasmo en el cine

13 de febrero del 2015

Pionera en desnudarse en la pantalla grande.

Hedy Lamarr

Hedy Lamarr es considerada por muchos una de las mujeres más bellas en la historia del cine. Se hizo famosa a sus 19 años por ser la primera actriz en desnudarse y en recrear un orgasmo para una producción cinematográfica, escenas que hacen parte de la película ‘Éxtasis‘, filmada en 1932.

Por el nivel sensual, que para la época fue considerado pornográfico, ‘Éxtasis’ estuvo vetada en Estados Unidos por varios años y censurada por la iglesia católica, dirigida en aquel entonces por el papa Pio XI.

Este es el video de Hedy Lamarr y el primer orgasmo en el cine:

[youtube width=”549″ height=”366″]https://www.youtube.com/watch?v=sCntBrCtjrg[/youtube]

Nació en Viena en septiembre de 1913. Su verdadero nombre es Hedwig Eva Maria Kiesler, pero tomó el nombre de Hedy Lamarr tras llegar a Estados Unidos huyendo de su primer esposo, un exitoso mercader de armas que tuvo negocios con Adolfo Hitler y Benito Mussolini.

Hedy, quien murió en Estados Unidos a los 85 años, no solamente fue reconocida como actriz, también se destacó como inventora. Con sus conocimientos de ingeniería en telecomunicaciones patentó junto al pianista y compositor estadounidense George Antheil, un sistema de comunicaciones secreto para teledirigir torpedos por frecuencias de radio que no fueran detectados por los enemigos.

La hermosa Hedy se casó seis veces y tuvo tres hijos, uno de ellos, el mayor, fue adoptado. Dicen que era ninfómana y que se le conocieron cientos de amantes.

Su primer matrimonio, del que se habla fue tortuoso para ella, se presentó en 1933, después de filmar ‘Éxtasis’. Según la historia, contada por ella misma muchas veces a diferentes medios de comunicación y publicaciones, sus padres la obligaron a casarse con Friedrich Mandl, un millonario comerciante de armas que le dio lujos excesivos pero no le permitió seguir con su carrera de actriz ni universitaria.

Dicen que este mercader era un celoso enfermizo, del que logró escapar vestida de empleada del servicio cuatro años después de estar a su lado.

En aquella huida llegó a Londres a donde conoció a Louis B. Mayer, el presidente del imperio Metro Goldwyn Mayer. Se fue para Estados Unidos en el mismo barco donde viajó Mayer. Dicen que al desembarcar ya tenía firmado un contrato por siete años para actuar en sus películas. Fue en ese momento, cuando se unió a MGM, que decidió cambiar su nombre por el de Hedy Lamar.

El segundo esposo de Hedy se llamó Gene Markey, lo conoció en Hollywood. Se casó con él en 1939. Adoptaron un niño, James Lamarr Markey, quien después del segundo divorcio de su madre adoptiva sería readoptado por el tercer esposo de Hedy. El segundo matrimonio de la artista duró tan solo un par de años. Se separaron en 1941.

A su tercer marido lo conoció también en Hollywood, en una campaña para recoger fondos para la guerra, él se llamaba John Loder. Se casaron en 1943 y tuvieron dos hijos, Denise y Anthony. Lamarr presentó incompatibilidades con su esposo y logró separarse en 1947.

Luego duró dos años casada (1951-1952) con Ernest Stauffer; un año más tarde en 1953 se casó con W.Howard Lee, este matrimonio duró siete años, se separó en 1960. Tres años después se casó con Lewis J. Boies, de quien se separó en 1965.

Una de las producciones con la que más se recuerda a esta bella actriz es ‘Sansón y Dalila’, filmada en 1949, la primera película en color que filmó la artista. Según las biografías, Hedy Lamarr trabajó en 36 producciones.

En los años 60 Lamarr ya no tenía fortuna y poco a poco fue una artista olvidada. En 1966 fue detenida por la policía, acusada de robar artículos en la tienda ‘May’ de los Ángeles. Fue declarada inocente por un jurado.

Meses después volvió a ser detenida por robar en otra reconocida tienda, “Eckerd Drug Store”. Aunque el hecho tuvo repercusiones en la prensa y Lamarr había vuelto a ser noticia, la cadena desistió de la demanda por la mala publicidad que se había ocasionado con esta.

Murió en Altamonte Springs, Florida, el 19 de enero del 2000. Su hijo Anthony cumplió su último deseo: sus cenizas fueron esparcidas en los bosques de Viena (Austria), cerca del lugar donde nació.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO