Henry Ford, el empresario que revolucionó el estilo de vida americano

Henry Ford, el empresario que revolucionó el estilo de vida americano

8 de abril del 2017

Henry Ford fue un ingeniero y empresario estadounidense que modificó de una manera radical los hábitos de consumo de la sociedad. Fue capaz de producir automóviles económicos al alcance de un gran número de consumidores.

El hijo de unos granjeros irlandeses de bajos recursos, había amasado una fortuna y engendrado a una familia de empresarios que expandió su imperio industrial mundialmente, además es uno de los hombres que más influyó en el estilo de vida americano.

Su Ford T se encuentra en muchos museos del mundo y se considera una obra de arte. Ford nació el 30 de junio de 1863 en una granja de Dearborn, Michigan. Tuvo cuatro hermanos y desde joven mostró habilidades para la mecánica.

Cuando terminó sus estudios de secundaria en Dearborn, se trasladó a Detroit para trabajar como aprendiz de mecánico, un tiempo después regresó a su pueblo y se dedicó a las máquinas de vapor.

En 1888 se casó con Clara Jane Bryant, fue la compañera de toda su vida y con quien tuvo un único hijo, Edsel Ford. En los años en los que trabajó como mecánico usaba sus tiempos libres para construir el que sería su primer “coche sin caballos”, que terminó en 1896.

Este invento se trataba de un vehículo de cuatro ruedas arrastrado por un motor de dos cilindros y cuatro tiempos, refrigerado con agua y sin marcha atrás. Su importancia se vería con la producción en serie y economía, factores que satisfacían a la clase media.

Se hizo fama de mecánico cuando manejaba sus propios modelos de coches de carreras, se asoció con otras empresas automovilísticas y en 1903 fundó la Ford Motor Company, contando con el 25,5% de las acciones.

Cuando fundaron la compañía solo contaba con unas patentes y un prototipo construido con ayuda de C. Harold Willis que no estaba terminado. Sus socios los hermanos John y Horace Dodge, fabricaron los primeros éxitos.

Los Dodge se inclinaban por un modelo de lujo y alto precio y Ford quería completamente lo contrario, un coche sencillo, popular y económico. Estas diferencias hicieron que Ford comprara la mitad de las acciones. Fruto de esto nace el Ford T que sale a la venta en 1908.

Tan solo cinco años después, Ford ya tenía en la calle 25.000 unidades anuales, con un precio de 500 dólares, con ganancias superiores a once millones de dólares.

Los analistas del fenómeno Ford difieren que para unos el secreto de Ford fue que comprendió que el sueño de todo americano era tener un vehículo, para otros fue poner al alcance de cualquiera la posibilidad de comprar un automotor.

Henry Ford,  padre de las cadenas de producción en masa

A los 40 años Henry Ford no solo era el primer fabricante mundial de automóviles, sino uno de los más ricos del país. En el comienzo de la Segunda Guerra Mundial puso todas sus factorías al servicio del gobierno. Obtuvo millonarios contratos para la fabricación de vehículos bélicos  y armamentos.

Los hermanos Dodge estaban interesados en cobrar los dividendos para invertirlos en su propia fabrica, en 1919 obligado por un juez a repartir las ganancias, Ford invirtió más de cien millones de dólares a comprar casi la totalidad de las acciones de la Ford Motor Company.

En 1920-21 se vivió una recesión que fue la introducción a la crisis del 29, Ford bajó aun más el precio del Ford T a 360 dólares.

En 1918 uno de los colaboradores de Ford y su secretario personal compraron un periódico semanal para que Ford expresara sus opiniones. Sus publicaciones tuvieron una gran influencia en la Alemania nazi, Hitler las leía y admiraba, incluso colgó la foto de Henry en la pared.

Ford sufrió su primer ataque al corazón en 1938, y le cedió su compañía a su hijo Edsel. Edsel falleció en 1943 y le cedió la presidencia a su nieto Henry Ford II en 1945 y se retiró por completo. El empresario falleció en 1947 por una hemorragia cerebral a los 83 años.