Hernán Cordoba, la promesa que nunca se hizo realidad

20 de septiembre del 2019

Debutó en el Cali, jugó en el Huila y, al igual que su hermano mayor, falleció en un trágico accidente.

Hernán Cordoba, la promesa que nunca se hizo realidad

@atleticohuila

Hernán Córdoba fue un futbolista, recordado en el ámbito colombiano por haber fallecido con tan solo 19 años, en medio de una carrera profesional que parecía bastante promisoria.

Nació en Palmira, Valle del Cauca, el 2 de noviembre de 1989.

En uno de sus brazos Hernán tenía tatuado a su hermano mayor, Giovanny, quien también fue futbolista y murió al ser alcanzado por un rayo mientras entrenaba con el Deportivo Cali en el año 2002.

Para Hernán, Giovanny era su máximo ídolo y referente, por esa razón, cuatro años más tarde decidió seguir los pasos de su fallecido hermano y convertirse en jugador de fútbol.

Comenzó su carrera en el Deportivo Cali, el club de su familia, el del amor eterno para el clan Córdoba.

Debutó oficialmente con la institución azucarera en el año 2006, en esa temporada disputó 3 partidos y no convirtió goles.

Para el año 2007 se fue al Córdoba F.C de segunda división en calidad de préstamo. Con ese equipo anotó su primer gol como profesional.

Regresó posteriormente al Deportivo Cali y esta vez si tuvo la oportunidad de mostrar su talento con la camiseta tarde. Hernán jugó 31 partidos y metió un gol.

El periodismo deportivo nacional lo empezó a conocer como un jugador habilidoso, un media punta que sacaba ventaja en el uno contra uno, gracias a su capacidad para driblar contrarios.

Al comienzo del año 2009 fue confirmado como nuevo refuerzo del Atlético Huila.

ETCE

Con el equipo opita Hernán explotó futbolisticamente hablando, marcando un total de 10 goles en 23 partidos y llevando al Huila al liderato del Torneo Finalización del 2009. Córdoba fue la insignia de ese plantel que sorprendió a propios y extraños con desempeños de alta calidad.

El 19 de septiembre de 2009, Hernán anotó un gol y dio una asistencia en la victoria 2 por 1 de su equipo ante el Pereira. El país reconoció su gran actuación, la misma que irónicamente sería su última.

En la madrugada del día siguiente, Córdoba transitaba en su carro por la carretera que comunica al municipio de Rivera con Neiva, en el departamento del Huila, junto a otras tres personas.

Inesperadamente, su vehículo chocó contra un bus escalera y se incendió en ese mismo instante. Hernán y dos pasajeros más que estaban en su carro fallecieron al instante.

Falleció el 20 de septiembre de 2009.

Su madre, fría e incrédula por revivir esa horrible situación, recibió la noticia horas más tarde, viendo con impotencia cómo otro de sus hijos fallecía a causa de un hecho trágico.

Al morir, Hernán dejó a un hijo de tan solo ocho meses y a su esposa, quienes en el momento se encontraban de viaje en Barcelona, España.

El fútbol, ese deporte hermoso que reúne los corazones de millones de personas en el mundo, ese mismo que vio cómo dos de sus talentos, Giovanny y Hernán Córdoba, partieron de este mundo.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO