L. Ron Hubbard fundó la religión de Hollywood

L. Ron Hubbard fundó la religión de Hollywood

13 de marzo del 2018

Lafayette Ronald Hubbard tiene una fama mundial de loco, estafador, profeta, médico y hasta escritor. su mayor fama proviene de la creación de una religión que ha atrajo a artistas de Hollywood como John Travolta y Tom Cruise.

Antes de ese reconocimiento mundial, L. Ron Hubbard, como es conocido, era un joven de Nebraska poco apto para el estudio pero que estudió ingeniería en la Universidad de Geroge Washington. Nunca terminó y se dedicó a la escritura de ensayos y cuentos de ficción.

En sus biografías autorizadas se cuenta que durante su corta edad se destacaba como el mejor Scout Águila Roja. Con esas capacidades recorrió el oeste Americano con solo tres años, en su camino de joven curioso y explorador se encontró con la tribu India de los Pies Negros, aprendió sus costumbre y pactó con sangre una hermandad con la tribu.

Su padre era miembro de la marina amerciana y fue asignado al pacífico Sur, dice su biografía. Ese cargo le dio la posibilidad a L. Ron Hubbard de viajar más de cuatrocientos millones de kilómetros y cruzar gran parte de China e India, conocer las religiones de esos país y formularse preguntas acerca de la efectividad de sus creencias.

Luego se pudo provar que estas históricas fantásticas y heroicas de su vida solo eran exageraciones de viajes familiares a sitios turísticos. Era un niño común que no logró ascender en sus estudios y terminó escribiendo novelas de Pulp, que son esas novelas, principalmente policíacas de historias simples y fantasiosas.

Funda la cienciología

Se afirma que fue con base en unos ensayos científicos en los que L. Ron Hubbard explicaba la vida y el conocimiento de la mente, a partir de los cuales se fundamentó esa teoría de que los males del cuerpo se podrían curar a través de los profundos malestares del sentimiento o de la mente.

“Según se desarrolla, Dianética parece más y más capaz, en potencia, de llegar a establecer contacto con el alma humana, que a menudo ha sido postulada pero que nunca se ha sentido, medido y experimentado por completo”, le atribuye el portal Scientology.co

Así nació una ciencia que cree en el propio hombre para la solución de más intrínsecos males y que a través de métodos científicos se puede llegar a destrabar la mente para conseguir el triunfo.

Muchas teorías han surgido en torno a esta religión que el algunos países ha sido prohibida y tachada de Secta. De hecho, en Estados Unidos fue acusado por el FBI de evasión de impuestos y se allanaron varias de sus sedes. En Grecia se les condenó a los fieles de la cienciología a salir del país en máximo 24 horas so pena de ser llevados a prisión.

Un documental producido por HBO y llamado Going Clear afirmó que para entrar formalmente en esta religión hay que desembolsar antes una gran cantidad de dólares, que, según el documental, le abrirán las puertas al conocimiento completo al gobernante galático Xenu, que habita la Estrella Markab y quien controla las mentes humanas desde hace siglos.

El millonario negocio

Si bien no se conoce la efectividad de esta técnica, la teoría de vida de L. Ron Hubbard atrajeron a miles de personas alrededor del mundo, entre las que se cuentan las estrellas de cine como Kirstie Alley, Tom Cruise, Jason Lee, Juliette Lewis o Giovanni Ribisi.

Su entramado religioso se distribuyó por varios países, tiene presencia en más de 165 estados del mundo y ostenta cerca de 10.000 iglesias. 

L. Ron Hubbard murió ostentando su riqueza pero sin aprovechar su método, su familia estaba destruida, rechazó a un hijo homosexual hasta que este se suicidó, se divorció de su mujer porque ella no soportaba su alcoholismo y su hijo lo había abandonado por maltrato a su él y su madre.

El 24 de enero de 1986 se subió a su auto, condujo por California hasta Creston, pasó un campo abierto y estacionó tras un establo abandonado. Cerró las ventanas y prendió el aire acondicionando. Así terminó sus días y nunca se conoció el final de su deceso. Dejó para su sucesor David Miscavige, actual jefe máximo de la Cienciología.