¿Quién creó al primer superhéroe?

wikipedia

¿Quién creó al primer superhéroe?

13 de marzo del 2019

En los primeros años del siglo XX las historietas se convirtieron en el divertimento para los niños, quienes veían, en las páginas divididas por pequeñas escenas, todos sus sueños hechos realidad. Los primeros comics como Popeye y Mc. Manus eran populares desde 1908. Sin embargo, no fue sino hasta que Lee Falk apareció que las series y los superhéroes se hicieron realidad en la imaginación del mundo.

Estados Unidos ya conocía a Flash Gordon y Tarzán pero solo fue hasta que apareció The Phantom (El Fantasma) que las historietas se convirtieron en series de aventuras continuas, que los lectores tenían que esperar por una semana para saber su continuación.

El famoso “Continuará…” al final de las páginas coloridas se hizo famoso en esa época donde la televisión apenas estaba floreciendo como la reina del entretenimiento. Fue en ese mundo que apareció Lee Falk, cuyo verdadero nombre era Leon Harrison Gross, que nacido en 1911 se dedicó desde muy pequeño a pintar mamarrachos en hojas de papel y fue perfeccionando su técnica hasta lograr escenas realistas.

Lee Falk no trabajó solo junto a Phil Davis, también fue la estrella de la editorial King Features Syndicate. Junto a El Fantasma, Falk creó un personaje, que al menos en el argot colombiano se volvió famoso como “Mandrake el mago”. Es gracias a esta historieta que cuando hay una pregunta irresoluble cualquiera responde: “sabrá Mandrake”.

Mandrake era un mago que se fue al Tibet para estudiar en los ritos y conocimientos de las artes que heredaron los monjes de los antepasados, empezando por Thoth, dios egipcio de la escritura, la sabiduría y la magia.

El mago era flaco siempre vestía frac púrpura, un sombrero negro de copa brillante, capa roja y zapatos impecables, tenía unos bigotes finos como los de Dalí y fumaba regularmente. El mago no solo era el más famoso del mundo del espectáculo, en las noches se dedicaba a cazar criminales a quienes con una sola mirada lograba hipnotizar.

Falk no solo dejó una frase acuñada en el español, también marcó la pauta para los futuros superhéroes, su influencia fue el génesis que pronto se convertiría en Superman y Capitán América. El Fantasma vestía un enterizo morado ajustado que en la mitad del cuerpo se transformaba en un calzón negro. Falk, en una entrevista, sostuvo que tomó la idea de Robin Hood quien en todas las ilustraciones aparecía vistiendo ropa ajustada.

Por otro lado, fue El Fantasma el primero cuya capucha le borraba las pupilas, el autor explicó al canal A&E que la idea nació en los antiguos bustos griegos que no tenían pupilas. Según el diario El País, en la cima de su carrera Lee Falk logró que sus historietas fueran leídas por más de cien mil personas a diario.

Lee Falk también era un apasionado por el teatro, durante su vida manejó cinco teatros, y produjo alrededor de 300 obras, además dirigió la mayoría de ellas.

Algunas de sus obras fueron protagonizadas por actores reconocidos como Marlon Brando, Charlton Heston, Celeste Holm, Constance Moore, Basil Rathbone, Chico Marx, Ethel Waters, Paul Newman, Ezio Pinza, James Mason, Jack Warner, Shelley Winters, Farley Granger, Eve Arden, Alexis Smith, Victor Jory, Cedric Hardwicke, Eva Marie Saint, Eva Gabor, Sarah Churchill, James Donn, Eddie Bracken, Ann Corio, Robert Wilcox, y Paul Robeson.

Un día como hoy en el año 1999 en la capital del mundo, Nueva York, Lee Falk partió del plante, pero le dejó cientos de páginas llenas de sueños.