La pelea entre Ferruccio y Enzo que creó Lamborghini

28 de abril del 2019

Ferruccio Lamborghini creó la marca luego de una pelea con Enzo Ferrari.

Ferruccio Lamborghini

Ferruccio Lamborghini dejó su apellido impreso en una de las marcas de vehículos más lujosas, costosas y deseadas del mundo. Toda esa empresa, según la leyenda, nació de la necesidad de superar a su enemigo, Enzo Ferrari, quien lo había ofendido.

Ferruccio Elio Arturo Lamborghini, como era su nombre completo, nació el 28 de abril de 1916 en Cento, Italia. Su familia se dedicaba al cultivo en uvas, con una justa capacidad económica, pero él se interesó más en la reparación de los vehículos que en la agricultura. Su padre que le enseñó a reparar el tractor de la hacienda.

Después, decidió entrar a estudiar en el instituto técnico Fratelli Taddia, fundamentando su conocimiento en la construcción y reparación de vehículos. Cuando estalló la Segunda Guerra Mundial, Ferruccio Lamborghini fue reclutado por el ejército italiano para que ayudara a la reparación de los automóviles y máquinas.

Al regresar de la guerra decidió fundar un taller para convertir los tanques en tractores para las fincas y ayudar con la reparación de los vehículos agrícolas. Con esta compañía empezó a acaudalar una gran suma de dinero y cumplir su sueño de ser piloto de carreras.

Compró un vehículo e inició en ese cometido, pero se dice que tras la primera carrera sufrió un grave accidente que le impidió volver a correr oficialmente. Sin embargo, su interés por los vehículos no murió y empezó a coleccionarlos. Para ese tiempo Ferrari ya era una de las marcas más cotizadas y él compró el 250 GT.

Según cuentan los biógrafos del empresario, el carro se averió y cuando trató de repararlo encontró varias formas que desde su conocimiento podrían servir para mejorar el vehículo. Así que decidió reunirse con Enzo Ferrari para compartirle sus impresiones, pero cuando este lo escuchó le dijo que él no sabía nada de vehículos de carreras, que mejor se dedicara a los tractores.

Ferruccio Laborghini salió de esa oficina decidido a demostrarle a Enzo y al mundo que sí sabía de autos de carreras y se propuso el objetivo de crear el más completo. A los cuatro meses, en mayo de 1963, fundó la sociedad “Automobili Ferruccio Lamborghini”, en una finca de Sant’Agata Bolognese, muy cerca de la de Ferrari.

Pasaba gran tiempo en la fábrica, diseñó las oficinas de tal forma que pudiera estar al tanto de la manufactura. Finalmente presentó su primer auto superdeportivo en el Salón del Automóvil de Turín de 1963, donde presentó el 350 GTV, que fue reconocido como una obra maestra de 12 cilindros de potencia.

A este lo imprimió con el logo de un toro, tanto por su signo zodiacal, como por su afición a esos animales de lidia. Una contrapartida, aún más, al caballo de su enemigo.

El primer diseño fue aceptado y la Carrozzeria Touring lo tomó para la primera producción en serie de Lamborghini, ya como una marca de carros deportivos, que ingresaba por lo alto a la competencia. Luego llegó el 350 GT, 400 GT, el Miura, el Islero, el Espada y el Jarama; estos últimos que heredaron los nombres de toros de lidia.

Ferruccio Lambrghini se retiró finalmente en la década del 70, siempre pendiente de los nuevos modelos. Hasta que falleció finalmente en su finca en 1993 a los 76 años de edad, después de haber convertido su apellido en una marca de referencia mundial de autos deportivos.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO