Jaime Osorio, productor de la transformación del cine

4 de septiembre del 2018

Jaime Osorio fue un productor y director de cine que ha estado tras algunas de las películas más representativas del cine nacional. Como Satanás, La virgen de los sicarios y María llena eres de gracia. Jaime Osorio nació en Viterbo, Caldas, en 1947. Inició sus estudios profesionales en Derecho de la Universidad Autónoma de Colombia. […]

Jaime Osorio

captura de video

Jaime Osorio fue un productor y director de cine que ha estado tras algunas de las películas más representativas del cine nacional. Como Satanás, La virgen de los sicarios y María llena eres de gracia.

Jaime Osorio nació en Viterbo, Caldas, en 1947. Inició sus estudios profesionales en Derecho de la Universidad Autónoma de Colombia. Pero fue hasta después de los años 1970 que se interesó en la producción cinematográfica, destacándose trabajos como el cortometraje Chile no se rinde, carajo.

El gusto por el cine no se explica en Osorio. Pero a mediados de su vida se decidió por este arte para dedicarse el resto de su vida. Fue conocido en el mundo con el sobrenombre de ‘El Mono’ Osorio y sus primeros films fueron de un fuerte contenido político.

Entró de fondo en este arte de la cinematografía con sus primeras producciones de Nieve tropicalLos Embera Mi Macondo. Asimismo, trabajó en algunos capítulos la serie documental Yuruparí junto a Mauricio Pardo.

Según Proimágenes, entidad que ayudó a crear y fue miembro de la junta directiva, su primera cinta, la cual produjo y dirigió fue Confesión a Laura, que contó en el papel protagónico con Vicky Hernández, Gustavo Londoño y María Cristina Gálvez. En esta cuenta el drama de una familia que terminó atrapada en su hogar durante la toma del Palacio de Justicia.

Ha estado tras grandes obras del cine, fue el productor ejecutivo de la cinta colombo-francesa La virgen de los sicarios, luego, en 2002, coprodujo el largometraje María, llena eres de gracia para HBO Films. También de la opera prima de Ciro Guerra, La sombra del caminante. Después en 2005 estrenó el largometraje propio de Sin Amparo, escrita y dirigida por él mismo.

Sus últimos proyectos, ineludibles de la pantalla grande nacional,  Satanás de Andy Baiz, Los colores de la montaña y La hora de los leones. Siempre estuvo convencido de una amplia transformación y evolución de la producción nacional, de la que fue testigo a lo largo de su carrera.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO