Joe Arroyo, el Centurión de la noche

Joe Arroyo, el Centurión de la noche

26 de julio del 2017

“Quiero cantarle mi hermano un pedacito 
de la historia negra, 
de la historia nuestra caballero y dice asi:…”

Álvaro José Arroyo Gonzáles, el ‘Joe’ nació el 1 de noviembre de 1955 en Nariño, un barrio de Cartagena donde se asentaron los palenqueros de San Basilio. Fue un compositor e intérprete colombiano llamado el sonero de América.

«La rebelión», «Tania», «Mary», «En Barranquilla me quedo», «El Ausente», «Tumbatecho», «Centurión de la Noche», «Manyoma», «La noche», «La rumbera», «La guarapera», «El trato», entre otras, fueron sus canciones más sonadas.

Foto: Facebook

Foto: Facebook

Lea también: Camilo Daza: el primer piloto colombiano

El Joe comenzó su carrera musical desde muy pequeño. Desde los ocho años ya cantaba en público en su barrio natal. Luego se trasladó a Barranquilla, allí se unió a la orquesta La Protesta. El locutor Mike Char había recomendado al Joe para ser la voz de planta de esta orquesta.

Isaac Villanueva, el productor, autor y director artístico de Discos Fuentes lo oyó cantar y se interesó por él. Villanueva habló con el director de La Protesta para llevarlo a ensayar unos días y lo vinculó a la agrupación Fruko y sus Tesos.

Con la banda realizó giras por Colombia, Ecuador, Perú y Estados Unidos. Además compartió escenario con Bobby Cruz, Celia Cruz, Héctor Lavoe, Tito Puente y Richie Ray. Con la orquesta grabó ininterrumpidamente hasta 1981.

También grabó con Los líderes (1974-1975) , The Latin Brothers (1976-1981), Los Bestiales (1976), con Pacho Galán (1978), con La Sonora GuantanameraLos Titanes en 1980.

En 1981 comenzó su carrera como solista con su propia banda La verdad, con la que ganó 10 veces el ‘Congo de oro’ en el Carnaval de Barranquilla hasta que le dieron el Supercongo de Oro (creado especialmente para él) para darle la oportunidad a otras bandas de ganar.

Su mezcla de la salsa con música caribeña colombiana (cumbia, porro y champeta) lo llevó a crear su propio ritmo llamado el Joesón.

Dos años después de iniciar como solista se le dio por muerto cuando sufrió de tiroides retrospectiva sumado a sus problemas con el abuso de las drogas. Sus problemas de salud lo mantuvieron alejado de los escenarios.

En 2000, estuvo a punto de morir en Barcelona a causa de un coma diabético y una neumonía. Joe tuvo una recuperación en la que siguió grabando discos. Quizás uno de sus mayores éxitos fue ‘La Rebelión’, la canción que narra la historia de un matrimonio africano que fue esclavo de un español.

La salud del cantante nuevamente se vio deteriorada el  el 26 de abril de 2011 y permaneció internado a finales de junio de 2011 en la clínica La Asunción de Barranquilla por un cuadro clínico de crisis hipertensiva, cardiopatía isquémica y diabetes mellitus con descompensación simple.

Murió el 26 de julio de 2011, en la clínica La Asunción de Barranquilla por un paro cardiorrespiratorio, producto de una falla multiorgánica que lo había mantenido en cuidados intensivos desde el lunes 27 de junio del mismo año.

Fue sepultado el 27 de julio de 2011 en el cementerio Jardines de la Eternidad de Puerto Colombia. El 17 de diciembre de 2011 la Alcaldía de Barranquilla inauguró una estatua del cantante en el parque de los Músicos.

En la vida del Joe hubo varios amores. Adela Martelo fue su primera esposa, se casaron muy jóvenes y alcanzaron a convivir casi 10 años. Junto a ella tuvo a su hija Tania y Adela Arroyo Martelo. Luego se casó con Mary Luz Alonso en las playas de Sabanilla (Atlántico) en 1995.

Joe-Arroyo2

En 2005 se casó nuevamente con Jacqueline Ramón, en Barranquilla y finalmente tuvo una cuarta y turbulenta relación con Gloria Godín con quién tuvo a Johana Paola. El Joe tuvo que reconocerla legalmente luego de ser demandado por paternidad.

Joe-Arroyo1

El Joe se convirtió en el primer cantante de música tropical y en uno de los cinco colombianos que ha aparecido en la portada de la revista Rolling Stone. En 2011 ganó el premio Grammy Latino a la excelencia musical.