El libertador americano que resultó exiliado

25 de febrero del 2019

José de San Martín ayudó a liberar tres naciones de Sur América.

José de San Martín

wikipedia

José de San Martín fue un destacado militar que pasó de formar parte de las filas españolas, hasta lograr la liberación de tres países del continente americano: Perú, Chile y Argentina. Sin embargo, llevar la libertad, lo obligó al exilio.

José de San Martín nació el 25 de febrero de 1778 en Yapeyú, Virreinato del Río de la Plata, actualmente territorio de Argentina. Su padre, un destacado capitán de la Asamblea de Infantería de Buenos Aires que lo obligó a ingresar al Real Seminario de Nobles de Madriddel ejército español, desde los 11 años.

Participó en varias batallas de España en el continente Europeo, contra los portugueses en La Guerra de las Naranjas y contra los franceses en los Pirineos. Sin embargo, llegó a conocer a Napoleón cuando estaba al servicio de la Armada. Intercambiar el saludo con el emperador francés le significó gran admiración por este. En ese tiempo también entendió que el gobierno de los Reyes Católicos en América iba en caída.

Mientras España enfrentaba a Napoleón, tuvo contacto con las tropas inglesas con quienes compartió los intereses de liberación de los pueblos americanos. En ese tiempo fundamentó sus posiciones liberales que luego definieron su futuro como libertador.

Llegó el grito de independencia en La Nueva Granada, en 1810 y eso lo motivó a separarse finalmente del Ejército español. Pidió permiso para visitar a su familia en Argentina, pero realmente se reunió en Caracas con miembros del movimiento independentista llamados ‘La Gran Hermandad Americana’ y decidió apoyarlos con sus conocimientos militares.

Su primer combate, tras formar un grupo de criollos en Argentina, fue en el amanecer del 3 de febrero de 1813, donde logró imponerse de manera absoluta frente al Convento de San Lorenzo provocando así la liberación de Buenos Aires.

En 1812 conoció a Remedios de Escalada, una adolescente de 15 años de una de prestante familia que apoyaba la revolución, con quien se casó.

Su plan inició con la liberación de Chile, porque consideraba que ingresar solos a Perú marcaría una inminente derrota. Así que se dirigió en 1817 con un grupo de hombres a cruzar la cordillera de los Andes y liberar a Chile finalmente el 5 de abril de 1818, tras vencer las tropas realistas en Maipú.

Le ofrecieron quedarse al mando del gobierno, pero se negó, como sería costumbre. Posteriormente se dirigió a Perú, apoyado en la retaguardia, por los recién liberados chilenos. El 10 de julio de 1821 logró la rendición del virrey del Perú. José de San Martín declaró la independencia de este territorio el 28 de julio de 1821.

Tras esto se quedó en Perú y entregó al general Simón Bolívar el cargo de protector y el mando de las tropas para que terminara de expulsar a los realistas. Pensó en regresar a Argentina pero fue amenazado de juicio, por lo que decidió esperar que se mejorara el pronóstico. Su esposa cayó enferma y murió antes de encontrarse en medio de la Argentina y el Perú. Se quedó solo junto a su hija Mercedes.

Por esa razón decidió devolverse hacia Europa y se estableció en París junto a varios amigos del Ejército que había dejado en esa capital. Allí pasó graves penurias económicas, tuvo que ser mantenido por un comerciante amigo suyo, y una soledad absoluta tras el matrimonio de su hija.

Trató de regresar a su país natal, pero este ya estaba sumido en una guerra civil que no le garantizaba seguridad. Así mismo, sus diferencias con la dictadura de Rosas Juan Manuel de Rosas le impidieron aceptar cualquier cargo en el gobierno.

Volvió a la nación del sur americano hasta después de su muerte, cuando los restos de José de San Martín fueron repatriados para ser enterrados en las tierras del continente que ayudó a liberar.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO