Manuel H., el lente de la memoria bogotana

18 de septiembre del 2018

Desde el momento que tomó la cámara para robarle un instante de luz al tiempo, Manuel H no pudo dejar el aparato para quemar miles de negativos. Es uno de los más reconocidos fotógrafos del Bogotazo y otras faenas de la mitad del siglo XX. Nació en un barrio tradicional del Centro de Bogotá, en […]

Manuel H

Desde el momento que tomó la cámara para robarle un instante de luz al tiempo, Manuel H no pudo dejar el aparato para quemar miles de negativos. Es uno de los más reconocidos fotógrafos del Bogotazo y otras faenas de la mitad del siglo XX.

Nació en un barrio tradicional del Centro de Bogotá, en una familia humilde, su padre, como reconocía en las entrevistas, se dedicaba a remendar zapatos viejos. A mediados de los años 30 consiguió su primera cámara fotográfica con la que experimento imágenes de sus amigos y vecinos.

Fue un autodidacta de la fotografía hasta que la vida lo puso en una situación en la que tuvo que demostrar lo que sabía. Adquirió una cámara Rollei Flex a principios de los años 1940 y montó un laboratorio de revelado en su casa para ver qué era lo que estaba captando.

Pero un día, la casualidad lo ubicó en el Centro de la ciudad, era el 9 de abril de 1948, y cuando se disponía a regresar a su casa, la ciudad se volcó en un apocalipsis incontenible por la muerte de Jorge Eliécer Gaitán. Manuel H solo alzó la cámara, enfocó y captó para la historia nacional uno de los documentos más valiosos de la revuelta del Bogotazo.

Sin ser consciente de ello, obturó en el momento preciso para captar el cuerpo del caudillo liberal envuelto en sábanas en el Hospital Central. Tras esto, sus impresiones empezaron a ser conocidas y entró a trabajar como fotógrafo de revistas y más tarde como reportero gráfico para medios como El Tiempo y El Espectador.

Pero su registro no solo se centra en los grandes eventos noticiosos, Manuel H. también dejó para la historia, en esos más de un millón de negativos, un registro minucioso de la arquitectura capitalina, las costumbres y, por supuesto, de su afición al toreo, al cual captó desde el blanco y negro hasta el color en la Plaza La Santamaría de la capital.

La Biblioteca Nacional cuenta con más de 8.000 fotografías digitalizadas de este registrador de la historia que fue Manuel H. a través de las cuales se puede hacer un recorrido de su trabajo. Llegó a ser presidente del Círculo de Fotógrafos de Bogotá y recibió, aún en vida, la Gran Orden Ministerio de Cultura por construir un amplio archivo de la historia capitalina. Manuel H. murió el 18 de septiembre de 2009 sin haber soltado la cámara.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO