Bormann, el criminal nazi que habría muerto en Colombia

Wikipedia

Bormann, el criminal nazi que habría muerto en Colombia

2 de mayo del 2019

Uno de los misterios más grandes tras el fin de la Segunda Guerra Mundial y la llegada de los aliados a Berlín fue el paradero de la mano derecha de Adolf Hitler, Martín Bormann, un hombre obeso y corpulento que al parecer abandonó al líder nazi en el Búnker de la Cancillería y pretendió huir de Alemania y de la muerte segura en 1945.

Sin embargo, la historia ha consignado en su biografía la muerte el 2 de mayo de 1945, mientras al rededor del mundo continúan surgiendo hipótesis que ubican a Bormann en Suramérica, incluso hay una que dice que murió de viejo en las recónditas selvas del Putumayo en Colombia.

Martín Bormann nació en 17 de junio de 1900 en la ciudad alemana de Halberstadt. Estudió agronomía en Universidad de Weimar y al graduarse se encontró con el auge de la Primera Guerra Mundial a la que terminó vinculado. Su padre también era un militar retirado.

Al regresar de este conflicto, empezó a simpatizar con los movimientos antisemitas, hasta el punto de dirigir una campaña de odio contra los judíos, pero que terminó fracasando. Después conoció el Partido Nacional Socialista, inicio de los Nazis, al que terminó vinculado como un militante más. Sin embargo, su destreza política lo llevó a ascender rápidamente hasta ser director de las comunicaciones del partido.

Terminó siendo el secretario personal de Rudolf Hess, director del partido, y así forjó una amistad y gran confianza con Hitler. Cuando Hess fue detenido en Gran Bretaña, el llamado para entonces Führer decidió ascender a Bormann como director del Partido Nacional Socialista.

Así empezó una era en la que tenía suficiente poder para las decisiones de Estado. Además, el líder del nazismo le confiaba gran parte de sus labores, incluso, se dice que el primer hijo de la esposa de Bormann era del mismo Hitler.

Entre los delitos, aparte de todos los imputados y cometidos por la dirección del fascismo en Alemania, se le atribuye haber ordenado la confiscación de los bienes a los judíos en el país, el asesinato de líderes comunistas y socialistas, así como judíos, además de ser uno de los autores y promotores de la llamada “solución final” que instituyó el exterminio de los judíos.

Son varias las teorías que han surgido después de que los soviéticos llegaran a Berlín. Se dice que se suicidó junto a Adolf Hitler en el Búnker, pero sus restos no fueron hallados allí. Otros afirman que salió de la Cancillería, donde estaba la cúpula Nazi, y buscó huir a Flensburgo, pero en el camino una explosión del vehículo incineró sus restos.

Así mismo, otros dicen que murió en zona rural entre Argentina y Uruguay, mientras otra teoría lo ubicaría pasando sus años de vejez en Colombia. Lo que sí es cierto es que tras el fin del régimen que provocó el Holocausto, los cazadores de nazis, el Tribunal de Núremberg y los gobiernos democráticos lo buscaron con todos sus esfuerzos.

Según los periodistas de Cromos y El Espectador, Henry Holguín y Rafael Rodríguez, se encontraron evidencias serias que indicarían que Bormann murió en las selvas del Putumayo. Según la comparación fotográfica que lograron hay suficiente similitud entre el alemán que vivió cerca Orito escondido en su casa, con las que se tienen de la mano derecha de Hitler.

Los reporteros tomaron fotos y las compararon luego científicamente con las conocidas de Martín Bormann, incluso lograron entrevistarlo haciéndose pasar por censistas agropecuarios, que finalmente confirmaron que el hombre era alemán y había salido de la selva a mediados de 1945. Sin embargo, no se pudo asegurar que fuera él.

A mediados de 1998 las autoridades alemanas lograron confirmar que unos restos hallados 15 años antes correspondían a Martín Bormann y habían sido desenterrados por obreros en una excavación en la Calle Invalidenstrasse de Berlín. Con esos resultados las autoridades de ese país sellaron la investigación y declararon a la mano derecha del nazismo como muerto. Sin embargo, algunos aún no creen que Martín Bormann haya muerto con la Guerra.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO