Martin McGuinness, el insurgente irlandes que buscó la paz

Martin McGuinness, el insurgente irlandes que buscó la paz

21 de Marzo del 2017

Martin McGuinness figura clave en la pacificación de Irlanda del Norte, falleció a los 66 años este martes 21 de marzo de una afección cardíaca luego de pasar varias semanas en el hospital.

“Fue un republicano apasionado que trabajó incansablemente por la paz y la reconciliación y por la reunificación de su país” declaró Gerry Adams, aliado de McGuinness durante gran parte de su vida.

Martin McGuinness nació en 1950 en Derry, Irlanda del Norte. Es el primero de siete hijos de una familia católica, en una ciudad de mayoría protestante. Estudió en un colegio público y otro católico, pero no logró pasar los exámenes que se presentan a los 11 años, lo que lo llevó a la vida laboral a los 15 años.

“En mi opinión, ningún sistema educativo tiene derecho a decirle a un niño de 11 años que es un fracaso” afirmó McGuinness años después, cuando se posicionó como ministro de Educación y eliminó esta prueba escolar. 

Trabajaba como ayudante en una carnicería cuando, a finales de 1960, estalló The Troubles, el conflicto interétnico de Irlanda del Norte entre los unionistas, la mayoría protestante que quería permanecer en el Reino Unido, y los republicanos, la minoría católica que buscaba la independencia. Su relación con el Ejercito Republicano Irlandés (IRA) comenzó a los 18 años, cuando una marcha se tornó violenta luego de que el Royal Ulster Constabulary atacó con tonfas a una multitud que marchaba por los derechos civiles en Derry. McGuinness dio sus primeros pasos en la insurgencia tras escaparse del trabajo en la mañana y en la tarde salir a protestar.

Las fuerzas británicas lo señalan como el cerebro de numerosos atentados del grupo.

En 1970, se unió al IRA Provisional, una organización más peligrosa y eficiente que el IRA oficial. Con sólo 21 años se convirtió en el ‘número dos’ del movimiento y estuvo presente en el Domingo Sangriento, el 30 de enero de 1972, cuando soldados paracaidistas de Irlanda dispararon contra un grupo de personas que se manifestaban por los derechos civiles de los católicos de Derry. Estos hechos dejaron 13 personas muertas y más de 30 heridas. Una investigación posterior señaló que McGuinness iba armado ese día con una ametralladora, aunque no provocó a los soldados británicos.

Proceso de paz

A los 22 años, Martin McGuinness junto con Gerry Adams viajaron a Londres para mantener una serie de conversaciones secretas con el gobierno británico para poner fin a la guerra armada. Sin embargo, estos acercamientos no dieron frutos y el conflicto se recrudeció, teniéndolo a él como líder.

Poco después fue condenado al ser detenido cerca a un vehículo con explosivos y municiones, en un atentado contra la entonces primera ministra británica, Margaret Tatcher.

Luego de pagar dos condenas en prisión, McGuinness fue protagonista del rearme de IRA  sin perder los contactos secretos con Londres.

En 1990, McGuinness y otros miembros de IRA retomaron los contactos con Londres con el fin de pacificar a Irlanda del Norte, en un delicado proceso que culminó el 10 de abril de 1998, el Viernes Santo de Belfast. Con este acuerdo se acabó un conflicto armado de 30 años que dejó más de 3.500 muertos, entre ellos alrededor de 2.000 civiles.

McGuinness, quien fue uno de los más combativos miembros de IRA, luego del acuerdo tachó de “traidores a la isla de Irlanda” a los republicanos disidentes que trataron de amenazar el proceso de paz.

El presidente del partido Sinn Féin, de carácter republicano e izquierdista, Gerry Adams declaró que “sin él, no habría sido posible el acuerdo de paz en el Ulster”. Además se despidió del líder afirmando que fue “un republicano apasionado que trabajó sin fatiga por la paz, la reconciliación y la reunificación del país”.

La firma de este proceso de paz permitió que se creara un gobierno norirlandés, al que se incorporó McGuinness.

Vida política

De jefe negociador pasó a ser el ministro de educación en el primer gobierno autónomo de Irlanda del Norte. En este cargo, McGuinness eliminó los exámenes que reprobó cuando tenía 11 años.

En el 2007 se presentó su asenso en la política y fue nombrado viceprimer ministro de Irlanda del Norte en un gobierno de coalición entre protestantes y católicos. Asimismo, McGuinness, desde el norte, junto con Adams, en el sur, se convirtieron en la cabeza del Sinn Féin. Sin embargo, tal como encabezaron el partido, se han convertido en un obstáculo, dado que muchos irlandeses continuaron relacionándolos con IRA.

El pasado 9 de enero anunció su retirada de la política con la llegada de la dirigente del DUP, Arlene Foster, cuando se generó un gran conflicto por una polémica reforma energética, impulsada por la mandataria, y que tiene un sobrecosto de 490 millones de libras para los irlandeses. En ese momento McGuinness renunció en forma de protesta y se negó a participar en otra convocatoria electoral, debido a problemas de salud.

Poco después de su dimisión se conoció que tenía amilosis, una rara enfermedad que ataca a algunos órganos del cuerpo. A pesar de llevar dos meses en el hospital, Martin MGuinness afirmó que buscaba seguir trabajando por la paz.

 “Espero poder superar esta enfermedad (…) Estoy decidido a ser un embajador para la paz, la unidad y la reconciliación. Siempre he creído que la reconciliación es la próxima etapa del proceso de paz”.

El proceso de paz que fomentó McGuinness fue estudiado y analizado por la delegación de Colombia como uno de los ejemplos que contribuyó al éxito del proceso de paz entre Colombia y las Farc.