Mary Jane, la última víctima de Jack el Destripador

9 de noviembre del 2017

Los investigadores aseguran que fueron once las víctimas.

Mary Jane, la última víctima de Jack el Destripador

Wikimedia

La mañana del domingo 9 de noviembre de 1888 -mientras se celebró la fiesta anual de Lord Mayor-, siendo las 10:45 a.m., Thomas Bowyer, quien trabajó como empleado en un bazar que rentaba habitaciones, se desplazó a la habitación de Mary Jane, una joven prostituta. Se dirigió a pedir el pago que correspondía por el tiempo que llevaba viviendo en aquel lugar.

El hombre golpeó en repetidas ocasiones la puerta pero no obtuvo respuesta alguna. Decidió husmear por un pequeño orificio que tenía la ventana y un tanto ansioso, dado que conocía el trabajo de la joven que allí vivía. Introdujo su mano para correr un poco la empolvada cortina, lo que vio, le produjo demasiado miedo y terror, de inmediato gritó. Encontró el cadáver de Mary.  

El cuerpo estaba sobre la cama, ella estaba cubierta de sangre. Una pequeña blusa se perdía en la atrocidad que le hicieron al cuerpo. Una escena escalofriante que muy seguramente nunca olvidó Thomas y tampoco los habitantes del barrio londinense.

Mary Jane, yacía sobre la cama con su cuerpo abierto en el dorso casi por completo, sus orejas, senos y nariz habían sido cortadas. Junto a su cuerpo se pudo ver trozos de piel y algunos de sus órganos que fueron extraídos con cortes casi quirúrgicos.

La joven de quien se desconoce la fecha exacta de nacimiento, se asume que murió a la edad de 25 años. Nació en Limerick, Irlanda. Estuvo casada con un minero del sector llamado John Davies, quien falleció en una explosión en su lugar de trabajo. Mary Jane Kelly no tuvo estabilidad económica, lo que la llevó a trabajar como prostituta.

La muerte hizo parte de una serie asesinatos que ocurrieron en Whitechapel, un barrio de clase baja en Londres, entre el 3 de abril de 1888 y el 13 de febrero de 1891. Los investigadores aseguran que fueron once las víctimas, todas trabajaron como prostitutas en el sector.

Mary Jane Kelly fue la última víctima reconocida por el asesino en serie de Jack el Destripador. Del hombre aún no se conoce la identidad y los crímenes siguen sin resolverse. A una agencia de noticias de la ciudad llegó una carta donde se confesó la muerte de cinco mujeres, siendo Mary Jane la última. El documento fue firmado con el seudónimo: Jack el Destripador.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO