Michael Clarke Duncan, una vida de ‘milagros inesperados’

3 de septiembre del 2018

Murió el 3 de septiembre de 2012.

Michael Clarke Duncan, una vida de ‘milagros inesperados’

Un gigante de la vida y la pantalla fue Michael Clarke Duncan, un actor que llegó a la fama gracias a una serie de ‘Milagros Inesperados’, tal como el título de la película que más reconocimiento le dio en su carrera. Dio el salto de guardia de seguridad para convertirse en una estrella de Hollywood.

Michael Clarke Duncan nació en diciembre 10 de 1957 en Chicago, Illinois. Se concentró en el estudio evadiendo el entorno hostil de su barrio: estaba lleno de alcohol y drogas a las que logró resistir. Creció queriendo jugar soccer, tenía la corpulencia y fuerza para ello, pero su madre le dijo que no porque podría lastimarse. Ella lo instó a dedicarse a la actuación.

Por eso, aunque poco convencido, viajó a Los Ángeles para acercarse al mundo de la gran pantalla. Allí consiguió un trabajo como escolta de varios actores tales como Will Smith, Jaime Foxx y Martin Lawrence. Desde ese momento surgió el sueño de convertirse en un gran actor.

Aunque actuaba como extra en algunas producciones, fue contratado para hacer ese mismo papel en Armagedón (1998). En el set se hizo gran amigo de Bruce Willis, protagonista de la película, y fue él quien lo presentó ante Frank Darabont cuando estaba buscando actores para ‘Milagros Inesperados’.

Michael Clarke Duncan resultó ser perfecto para el papel: un prisionero dulce e infantil que había asesinado niños antes de ser capturado. El papel, en compañía del protagonista Tom Hanks, resultó ser todo un éxito y fue nominado por su interpretación al premio Oscar de 1999.

Su carrera estuvo repleta de éxitos de taquilla luego de esa actuación: El Rey Escorpión (2002); Sin City (2005), El planeta de los simios (2001), fueron otras cintas en las que participó. También hizo parte de serie de televisión famosas como Bones, Chuck y CSI. Por su voz gruesa fue contratado para el doblaje de películas animadas como Kung Fu Panda o la serie Family Guy.

Murió a los 54 años por una insuficiencia respiratoria el 3 de septiembre de 2012. La consultora política Omarosa Manigault-Stallworth trató de salvar al actor praticándole CPR en su inmenso cuerpo, pero los intentos no fueron eficaces para mantener con vida a Michael Clarke Duncan.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO