Mileva Maric la mujer detrás del Nobel de Einstein

Wikimedia Commons

Mileva Maric la mujer detrás del Nobel de Einstein

19 de diciembre del 2018

Parece que Mileva Maric fue mucho más relevante para la teoría de la relatividad de lo que la historia le ha atribuido; ella  fue una destacada matemática que tuvo que resignarse a vivir a la sombra de su marido, Albert Einstein.

Maric nació el 19 de diciembre de 1875 en una localidad del imperio Astro-Húngaro, destacó desde pequeña en las clases de ciencia de su internado y eso la llevó a que sus padres la apoyaran en sus estudios universitarios. Sin embargo, aunque quería entrar a estudiar matemáticas en el Colegio Real de Zagreb, fue rechazada por ser mujer.

Entonces ingresó al Instituto Politécnico, donde coincidió con Albert Einstein. Eran tanta la afición por la matemática y la física de ambos, que forjaron una gran amistad. Incluso en un examen de física aplicada, Mileva Maric obtuvo cinco puntos mientras él apenas recibió uno.

Ese fue el inicio de una colaboración en investigación en conjunto, por varios años, e incluso de una relación sentimental. Se casaron a pesar de que la familia Einstein consideraba a la matemática como una mala persona por ser una intelectual.

Sin embargo, su relación se ambientaba en amplias discusiones científicas que mantenían en la correspondencia mutua enviada durante los viajes del matemático. Incluso hablaban de una investigación que realizaron juntos y que podría hacer muy famoso a Einstein cuando la presentara. Además, en la tesis de grado de Maric se expone una ley especial que podría ser la base de la teoría general de la relatividad.

Algunos biógrafos de ella, afirman que estudió un semestre en la Universidad de Heidelberg donde aprendió sobre el efecto fotoeléctrico, tema que luego trató Einstein en uno de los estudios que le merecieron el Nobel, aunque no se tenga registro de un curso formal en este en ese campo.

Pero a pesar de su importancia en las hipótesis de la teoría general de la Relatividad y su destacado conocimiento, el embarazo temprano de su primer hijo, a principios del siglo XX, la obligó a retirarse definitivamente de la universidad. Eso la relegó frente a Einstein y, además, este la exhortó a dedicarse exclusivamente a las tareas del hogar y el cuidado de los hijos.

En 1914 ambos se divorciaron, pero ella se quedó con los hijos. Al ganar el Nobel Einstein en 1921, le entrega parte de los dineros a Maric y ella los destina para un tratamiento psiquiátrico para tratar la esquizofrenia de su hijo Eduard. Mileva Maric  había establecido esa condición en el divorcio, segura de que en el futuro ganaría tal premio.

La situación de falta de ingresos y la manutención de los niños llevó a que su papel como física y matemática quedara relegado a las clases que impartió en un colegio alemán para mantenerse. La científica finalmente falleció el 7 de agosto de 1948 relegada a las sombras del olvido.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO