Miloš Forman, el Amadeus del cine

13 de abril del 2019

Entre sus películas se cuentan Atrapado sin salida y Amadeus.

Miloš Forman

Miloš Forman se convirtió en uno de los directores más famosos del mundo por la calidad de sus películas, con el récord de ser al momento de su muerte uno de los tres directores vivos con dos Óscar a mejores películas. En su vida logró entregar a la historia del cine, al menos una decena de películas imprescindibles.

Nació en Checoslovaquia el 18 de febrero de 1932. Su infancia se vio truncada por la Segunda Guerra Mundial, cuando los Nazis invadieron el país y capturaron a los padres Miloš Forman recluyéndolos y asesinándolos en los centros de concentración de Auschwitz y Buchenwald.

Por eso tuvo que pasar la infancia entre casas de acogida y orfanatos, hasta que finalmente se incorporó al colegio de familiares de las víctimas y sobrevivientes del Holocausto. Esa educación tuvo una buena fundamentación teórica que le permitió forjar su conocimiento para la filmografía que haría después. Finalmente, interesado desde pequeño en el teatro, entró a la Facultad de Cine donde tuvo como profesor a Milan Kundera.

A media edad, la Unión Soviética anexó el territorio de Checoslovaquia como un Estado satélite desde 1968. Ese nuevo régimen empezó a limitar los contenidos artísticos, incluido el cine. Una censura que Miloš Forman no podía soportar y buscó salidas por medio de películas sarcásticas y comedias. Para ese momento ya había publicado sus primeras comedias, como Los amores de una rubia (1965), Cerný Petr (1965) y Muñeca ardiente (1967).

Para ese momento, su genialidad ya recorría el mundo y él estaba en la búsqueda de salir del país. Su salvación se encontraba en una carta que nunca llegó, corrían los años 60 cuando Kirk Douglas decidió proponerle en una misiva que dirigiera la adaptación de la novela de Ken Kesey, El ave que voló sobre el nido del cucú, (One Flew Over the Cuckoo’s Nest por su idioma original). Pero la correspondencia fue interceptada por las autoridades soviéticas y Miloš Forman tuvo que esperar unos años más para conocer y aceptar la propuesta.

Fue finalmente Michael Douglas, el hijo de Kirk, quien contactó de nuevo al director checo para que dirigiera la película. Llegó a Estados Unidos como una forma de liberación al régimen, estableciéndose como uno de los directores más aclamados del mundo. Su película homónima de la novela de Kesey (Atrapado sin salida, en español), El ave que voló sobre el nido del cucú, le dio la fama y el premio Óscar a Jack Nicholson.

Desde ese momento, a diferencia de sus inicios, ya no tenía que contratar actores no profesionales para sus películas, tenía el presupuesto para ser uno de los directores más trascendentes de la historia del cine. Ocho actores fueron nominados al premio Óscar por participar en sus películas y tres de ellos ganaron a mejor actor: Jack Nicholson, Louise Fletcher y F. Murray Abraham.

Su estilo se basó en películas biográficas, con un profundo análisis psicológico del personaje, pero sin olvidar el ritmo cinematográfico, que hizo de sus piezas una fortuna visual. También tiene gran trascendencia en su obra la crítica a lo establecido, las autoridades, el totalitarismo y la censura. Junto a personajes perdedores, ambiciosos o envidiosos, por eso uno de sus comportamientos humanos más explorados fue el resentimiento.

Entre las películas más destacadas y recordadas de Miloš Forman se encuentra Amadeus, una larga película, de dos partes, en las que hace una magistral representación de la supuesta enemistad que existió entre los compositores Antonio Salieri y Wolfgang Amadeus Mozart, en la que construye personajes profundamente complejos desde la visión de Salieri para representar un Mozart de risa fastidiosa y tonto.

También destacan películas como The People vs. Larry Flint (1996), Hair (1979), Los fantasmas de Goya (2006), Man on the Moon (1999) y Los amores de una rubia (1965). El director checo, que recibió la ciudadanía estadounidense en 1975, murió el 13 de abril de 2018 tras una corta enfermedad.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO