Alan Bean, el cuarto hombre en pisar la Luna

Alan Bean, el cuarto hombre en pisar la Luna

27 de mayo del 2018

El cuarto hombre en pisar la Luna,el astronauta Alan Bean, falleció a los 86 añosen un hospital de Houston, en Texas, Estados Unidos, por una descompostura que lo puso enfermo repentinamente durante un viaje que hacía a Fort Wayne,según un comunicado de la NASA.

Nació el 15 de marzo de 1932, en Wheeler, Texas, y estuvo casado por 40 años con Leslie Bean, su segunda esposa. Era ingeniero aeronáutico y fue capitán de la NASA y capitán de la Armada o Marina de Estados Unidos, (USN o U. S. Navy, por sus siglas en inglés). Tuvo dos hijos de su primer matrimonio, Clay, y Amy Sue.​

Bean formó parte de la misión Apolo 12, que realizó el segundo aterrizaje lunar de la historiaen 1969. Fue el cuarto hombre en pisar la Luna, luego deNeil Armstrong, Buzz Aldrin y Pete Conrad.

“Alan era el hombre más fuerte y amable que jamás haya conocido. Él era el amor de mi vida y lo extraño mucho. Un nativo de Texas, Alan murió pacíficamente en Houston rodeado de aquellos que lo amaban”, escribió su esposa Leslie Bean, en una nota que la NASA publicó como parte del comunicado.

Bean pasó 31 horas en la Luna recolectando muestras lunarese implementando varios experimentos con el comandante de la misión en ese momento, Pete Conrad.

Con la muerte de Bean, solocuatro personas de las 12 que han pisado la Luna siguen vivas: Buzz Aldrin, Dave Scott, Charlie Duke y Harrison “Jack” Schmitt.

El trabajoque Bean llevó a cabo a bordo de la estación espacial Skylab, que estuvo operativa entre 1973 y 1979, fue extraordinaria, según la nota de la NASA.

El equipo liderado por Bean logró recolectar muchísimos datos sobre los recursos de la Tierray pudo tomar 76.000 fotografías del Sol para ayudar a los científicos a comprender mejor sus efectos en el Sistema Solar.

Bean fue seleccionado por la NASA como parte del tercer grupo de reclutamiento en 1963 y fue el piloto de reserva del proyecto Gemini 10 y Apolo 9. Cuando el astronauta Clifton Williams falleció en un accidente aéreo, Charles Conrad lo eligió como piloto del módulo lunar del Apolo 12.

En noviembre de 1969, Pete y Bean alunizaron en el Océano de las Tormentas, donde lograron hacer varios experimentos científicos. En esa misión, por un descuido de Bean con la rudimentaria cámara de televisión de la época, al enfocarla directamente al Sol quedaron muy pocos videos de la misión Apollo 12 en la Luna.

En 1973 fue comandante de la segunda tripulación de la estación espacial Skylab (misión SL-3), y marcó un nuevo récord de permanencia en el espacio durante 59 días. En total registró1.671 horas y 45 minutos en el espacio.

Luego fue piloto de reserva en la misión Apolo-Soyuz, y se dedicó a formar nuevos astronautas en la NASA. Renunció en 1981 y de dedicó a ser pintor.Era el último astronauta de la tripulación del Apolo 12 que seguía vivo.

Fue incluido en el Salón de la Fama del Espacio Internacional, en 1983, y en el Salón de la Fama de los Astronautas en 1997; y en el Salón de la Fama de la Aviación Nacional en 2010. Fue premiado con un Doctorado Honoris Causa en Ciencias del Texas Wesleyan College en 1972 y otro en Ciencias de la Ingeniería de la Universidad de Akron, Ohio, en 1974.

Fue miembro de la American Astronautical Society y de la Society of Experimental Test Pilots.

En su página webwww.alanbean.comtenía algunas de sus pinturas y también una breve autobiografía. “Las primeras pinturas de otro mundo, por un artista que estaba realmente allí”, dice en la página.

También expresa: “Fui el piloto del módulo lunar del Apolo 12 y el cuarto hombre en pisar la Luna.Exploré el paisaje maravillosamente desolado del Océano de las Tormentas y más tarde, como comandante de Skylab 3 (Misión II de Skylab), pasé 59 días en órbita alrededor de nuestra frágil Tierra azul y blanca”.

“Estuve pintando temas terrestres durante muchos años cuando volví de las misiones Apollo 12 y Skylab 3, pero mis compañeros astronautas me convencieron de pintar mis experiencias en la Luna.Debido a esta oportunidad y desafío sin precedentes, renuncié a la NASA en 1981 para dedicar todo mi tiempo y energía a la pintura, celebrando la gran exploración que fue Apolo”, continúa el astronauta en otro párrafo.

El octogenario y astronauta, luego pintor, termina diciendo que con el paso de los años su arte ha evolucionado “hasta convertirse en una mezcla de pintura y escultura, texturizada con herramientas lunares, rociada con trozos de la nave espacial Apolo 12 y un toque de polvo lunar del Océano de las Tormentas”.