Murió Burt Reynolds, el galán de Hollywood de los años 70

6 de septiembre del 2018

Tenía 82 años.

Burt Reynodls

Brut Reynolds fue uno de los actores más famosos de la década de 1970 y 1980, sus papeles e interpretaciones lo llevaron de la comedia a la acción, pero su mejor carácter fue el estereotipo de hombre macho, de pecho peludo, que no dudaba para iniciar una pelea.

Burton Leon Reynolds, como era su nombre original, nació en Lansing, Michigan. Durante la secundaria se dedicó al fútbol americano y fue parte de All Star Southern Conference, y luego fue asignado a Baltimore Coltos. Pero un día se lesionó una rodilla y quedó por fuera el sueño de continuar su carrera deportiva.

Sus inicios en la actuación no fueron sencillos, su físico no era el mejor y habría sufrido lesiones en ambas rodillas, la segunda en un accidente automovilístico. Estudió teatro e ingresó en algunos programas televisivos, pero no lograba surgir del todo y tuvo que trabajar en oficios como mesero y ayudante de camión.

Finalmente, después de años de buscar suerte en producciones televisivas, le llegó la oportunidad de participar en Deliverance (1972). Una película de drama y acción, de la cual fue protagonista, y lo llevó a la ansiada fama de su carrera.

En ese mismo año, Burt Reynolds se desnudó para la portada de Cosmopolitan. Uno de los primeros desnudos masculinos que tuvo esta revista, con el que la editora logró llevar el contenido a las mujeres, las cuales persiguieron a Reynolds para tener su autógrafo en la imagen del cuerpo peludo y ancho del recién famoso actor. No fue el único desnudo, también lo hizo luego para la revista Playboy, siendo el segundo cuerpo de hombre en aparecer en la revista.

La fama lo persiguió desde ahí, siendo el protagonista de películas taquilleras de 1978 a 1982, de manera consecutiva, su rostro multiplicaba la venta de tickets para el cine. Hizo parte de producciones de la serie Los Caraduras, De miedo también se muere (1978), Hooper, El increíble (1978) o Los locos del Cannonball (1981).

Sin embargo, después de la fama y la llegada de los atractivos rostros masculinos al cine, su carrera empezó a decaer y los grandes papeles ya no llegaban a sus manos. A finales de 1990, volvió a tener reconocimiento al participar en Boogie Nights, uno de los papeles más destacados por el que fue nominado al Óscar en 1997.

La última producción de Burt Reynolds fue casi un relato autobiográfico La última Gran Estrella, donde un hombre revive los agitados y alegres años en los que fue una estrella de Hollywood. Estaba, a sus 82 años, actuando para la última película de Quentin Tarantino, el director famoso por revivir actores en el ocaso de la fama, pero lo sorprendió un ataque al corazón este 6 de agosto de 2018.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO