Roberto Cabañas, el mago del Pilar

Roberto Cabañas, el mago del Pilar

9 de enero del 2017

Roberto Cabañas: Ídolo de América de Cali y Boca Juniors

Como hacía cuando era futbolista – cuando sin previo aviso y por sorpresa llegaba al área para declamar el poema más corto de la historia (gol) – Roberto Cabañas falleció sin avisar. “Ni la cabeza le dolía. No nos dijo nada”, dijo su hermano, Valerio Cabañas. El exjugador falleció víctima de un fulminante paro cardiorespiratorio en Asunsión.

‘El Mago del Pilar’, como era conocido, llegó al América de Cali en 1985 y de ahí nunca se fue. Su nombre quedó en la historia del equipo americano: Fue bicampeón (1985 y 1986)  y formó parte de un equipo inolvidable para los hinchas rojos.

De ese equipo, que de la mano del médico Gabriel Ocho Uribe, se coronó campeón durante cinco años seguidos: 82, 83, 84, 85 y 86.

Fue uno de los cracks de la época dorada del América, compartió títulos y goles con otros grandes de la historia del América como Falcioni, Anthony De Ávila, Alex Escobar y Gerardo González Aquino.

Pero también compartió camerino con dos de los futbolistas más grandes de la historia: Pelé y Maradona.

Con el brasileño jugó en el Cosmos de Nueva York, equipo en el que militó cuando tenía 19 años. Con el argentino jugó en Boca Juniors, equipo al que llegó en 1992 tras un paso fugaz por el fútbol de Europa.

“En Francia fue goleador y fue considerado el mejor futbolista extranjero”. “Tuvo una pasantía muy buena por Europa. Fue ídolo total en los clubes en donde estuvo”, recordó con melancolía su hermano Valerio este lunes a la radio ABC de Paraguay.

Como a todos, los periodistas le preguntaron en el alguna oportunidad cuál de los dos (Pelé o Maradona) era más grande.

Él, muy tranquilo, respondió: “No hay similitud.  Pelé era mucho más completo, más atlético, Maradona fue un genio con el balón y mucho más individualista. Pelé era más colectivo, jugaba para el equipo y Maradona mucho más líder en todo aspecto”, describió.

Todo un ídolo de la Albirroja paraguaya, Cabañas debutó como profesional en el asunceno Cerro Porteño, en 1979, y poco después, con 19 años, fichó por el Cosmos neoyorquino, donde jugó cuatro temporadas y destacó por sus goles de chilena.

Los restos de Roberto serán trasladados a la ciudad de Pilar, su lugar de nacimiento, 300 km al sur de Asunción, donde será velado y enterrado, como era su voluntad.