Otoniel Quintana, el hombre de la imbatibilidad

18 de marzo del 2018

El exportero de Millonarios murió luego de un infarto.

otoniel quintana

Sus manos lo llevaron a la gloria deportiva. 1024 minutos sin recibir gol en el fútbol colombiano, récord de imbatibilidad que logró Otoniel Quintana con Millonarios en 1971. Su nombre permanecerá en la vitrina del balompié nacional.

A los 72 años colgó los guantes Quintana, un hombre que en sus ojos tenía la seguridad de mantener el arco fuera de peligro. Por años defendió las camisetas de Millonarios y Atlético Nacional y Cristal Caldas.

Los familiares del mítico portero lo encontraron en su hogar, Padilla, Cauca, sin vida. Un Infarto al miocardio hizo desvanecer a quien se encargaba de ser el preparador de arqueros del América de Cali.

Otoniel dejaba que sus atajadas hablaran por él. Evitar goles era la tarea del guardameta cuando llegó a Millonarios. Sin embargo, quería más. Soñaba con estar en los libros de las estadísticas y la única forma de lograrlo parecía compleja: No recibir goles.

1024 minutos fueron suficientes para Quintana. La cerradura de su portería tenía un candado y solo él tenía las llaves. Los delanteros rivales embestían el arco y se encontraban con un hombre parado, firme y con mucha fortaleza en las manos. Podía tener ampollas y dolores, pero nunca dejó que un balón lo atravesará sin intentar atraparlo.

Por esa razón, y por el amor desbordado hacia el fútbol, siguió su carrera como entrenador de arqueros. Sabía que muchos niños, así como él en algún momento, querían figurar bajo los tres palos.

Hasta el último día de su vida preparó a las jóvenes promesas del América de Cali, club con el que trabajaba desde 1998.

“Lamentamos la muerte de Otoniel, un gigante del fútbol colombiano. Era un hombre trabajador y por eso lograba lo que lograba. Siempre quería motivar a los demás”, señaló la dirigencia del América a KienyKe.com.

La muerte de Quintana conmovió las redes sociales. Dimayor, Millonarios y excompañeros dieron el sentido pésame por el fallecimiento del hombre imbatible en el arco.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO