Pedro Infante, el artista que emprendió un vuelo sin regreso

Foto: Facebook

Pedro Infante, el artista que emprendió un vuelo sin regreso

7 de abril del 2017

El 15 de abril de 1957 una de las grandes personalidades mexicanas le dijo adiós a su carrera y a su vida a la temprana edad de 39 años. Pedro Infante, actor de cine y cantante.

Pedro Infante un gran ídolo, orgullo mexicano. Se despidió haciendo una de las cosas que más amaba, piloteando una avión.

La aeronave se desplomó entre las 7:30 y las 8:00 horas en el cruce de las calles 54 Sur y 87 de Mérida, Yucatán, en el sureste de México. El avión cayó en el patio del predio de la calle 54 Sur y 87 en pleno centro de la ciudad. Sin embargo, su monumento se erigió en la calle 62 y 91, ahí se le nombró plaza Pedro Infante.

En Culiacán fue vocalista de varias orquestas y se presentó en la radiodifusora local XEBL. Su esposa María Luisa León, consideró que podía tener futuro y lo impulsó para que siguiera su carrera de cantante en la Ciudad de México. Incursionó en varios géneros: chachachá, bolero, ranchera, pero sin duda sus mejores reconocimientos los obtuvo cantando mariachi y ranchera. Algunas de sus canciones más populares incluyen: “Amorcito corazón”, “Cien años”, “Te quiero así”, “La que se fue”, “Ella”, “Paloma querida”.

Su talento no tenía límite, protagonizó como actor más de 60 películas entre 1939 y 1957, lo que lo convirtió en uno de los más grandes ídolos de la llamada Época de Oro del cine mexicano. Bajo la conducción de Ismael Rodríguez, Infante se convirtió en un actor de popularidad excepcional entre un gran público nacional.

Sus caracterizaciones fueron diversas, lo que sin duda alguna dejó ver sus capacidades y versatilidad.

Una de las mejores fue la del gran compositor mexicano Juventino Rosas en la película Sobre las olas, con un argumento basado en la vida del autor del célebre vals mexicano. Los naturales dotes musicales de Pedro contribuyeron a su aplaudida interpretación.

El fenómeno Pedro Infante

Esto hizo que se convirtiera en un fenómeno social. Luego de su muerte su éxitos siguieron produciendo mucho dinero. Varios intérpretes aún le hacen grandes homenajes a su música, sus seguidores admiran la alegría y extrovertida personalidad.

Infante dejó algunos proyectos truncados en el filo de su muerte, tenía varios guiones cinematográficos, entre los que se encontraban: Las Perlas de la VirgenLa tijera de oro, de la que estaba a punto de iniciar sus grabaciones cuando ocurrió el accidente, y La Chamuscada, película en la que actuaría al lado de Lola Beltrán.

Su nombre completo fue Pedro Infante Cruz. Su padre, quien era maestro de música, tocaba varios instrumentos en diferentes bandas y orquestas de Sinaloa, por lo cual Pedro siempre demostró amor por la música. A muy corta edad tuvo que empezar a trabajar, debido a la crítica situación económica que vivía en su casa.

Uno de los grandes ejemplares en el cine y la música mexicana abandonó el mundo después de su fatídico accidente, el cual siguen lamentando todos sus seguidores, quienes siguen recordando con cariño y admiración su legado.