El hombre que hizo que el cerebro oliera a tostada

El hombre que hizo que el cerebro oliera a tostada

26 de enero del 2018

Un mujer, en su casa, se sentó al lado de una máquina y marcó un número, al instante se sintió exasperada y empezó a pelear por todo. La mujer empezó a regañar a su esposo, pero él no quería enojarse, entonces se acercó a la máquina, para marcar un número que lo relajara. Marcó un número que le diera tranquilidad y paciencia.

Esa es una escena del mítico libro ¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas? del escritor Philip K. Dick, que posteriormente se adaptó al cine con el nombre de Blade Runner. La máquina se llamaba ‘aparato Penfield’, en honor al reconocido neurocirujano Wilder Penfield, nacido el 26 de enero de 1891.

Para mediados del siglo XX se consideraba que la anestesia general era peligrosa por tanto no se usaba. De igual forma las cirugías cerebrales no la necesitan porque la corteza del cerebro no produce estímulos dolorosos. Entonces, Penfield realizaba cirugías a pacientes que estaban despiertos y consientes. Una práctica que todavía se usa.

El descubrimiento de Penfield

Penfield, para saber qué zona del cerebro debía intervenir, tocaba diferentes partes del cerebro para ver la reacción del paciente. Ellos decían ver destellos de luz, sentir cosquilleos en el cuerpo y otras sensaciones físicas dependiendo la zona. Pero todo cambió cuando presionó un lóbulo temporal de un paciente y este dijo que sentía el olor de una tostada caliente. 

Después de otros experimentos similares con 1.100 pacientes, Penfield pudo determinar que los recuerdos se guardaban en zonas específicas del cerebro. 

Además, Penfield describió que cada parte del cerebro tenía asignada una zona del cuerpo. De esta forma, el neurocirujano pudo crear una cartografía del cerebro que facilitó la identificación de enfermedades y la cirugía cerebral en casos como la epilepsia. Este descubrimiento permitió que se adelantaran estudios posteriores de la memoria humana.

Las teorías de Penfield han sido fuertemente debatidas. Un estudio del instituto Picower de Aprendizaje y Memorización de Massachusetts dijo el año pasado, que los recuerdos se producen en tres zonas del cerebro el hipocampo, la corteza prefrontal y la amígdala. Según el tiempo transcurrido desde la creación del recuerdo se van eliminando algunos del hipocampo y se conservan los de la amígdala.

Penfield dio los primeros pasos para esos estudios de la memoria. Por eso hoy se celebra el aniversario de su nacimiento hace 127 años, el 26 de enero de 1981. Google le dedicó el doodle con una animación que recuerda su profesión y descubrimiento. Por sus descubrimientos recibió el título de Compañero de la Orden de Canadá y se convirtió en uno de los canadienses más destacados.