Peter Fechter, el primer muerto en el Muro de Berlín

Peter Fechter, el primer muerto en el Muro de Berlín

17 de agosto del 2017

En la tarde del viernes 17 de agosto de 1962 los altavoces dieron la orden a los guardias comunistas de la Deutsche Grenzpolizei que dispararan a un refugiado de 18 años que intentaba escalar el muro hacia Berlín occidental. Lo que ocurrió esa tarde le dio vida a la canción de Nino Bravo “Libre”.

Tiene casi veinte años y ya está 
cansado de soñar, 
pero tras la cementera está su hogar, 
su mundo, su ciudad. 
Piensa que la alambrada sólo es 
un trozo de metal, 
algo que nunca puede detener 
sus ansias de volar. 

Peter Fechter fue una de las 50 personas que murieron tratando de escapar durante el primer año de la guerra. Él solo tenía 18 años cuando después de la construcción del muro de Berlín, intentó escapar de la República Democrática Alemana (RDA) con su amigo Helmut Hulbeik.

El plan consistió es esconderse en un taller de carpintería cerca del muro, desde allí observarían el movimiento de los guardias y saltarían por una ventana en el momento adecuado hasta el ‘corredor de la muerte’.

Este corredor era una franja de tierra entre el muro principal y un muro paralelo que recientemente se había empezado a construir. Debían correr por el mismo hasta llegar a una pared cercana de Checkpoint Charlie, en el distrito de Kreuzberg en Berlín occidental.

Cuando llegó el momento de saltar e intentó escalar el muro, los guardias empezaron a disparar. Su ‘amigo’ Kulbeik logró atravesar el muro pero a Fechter le dieron en la pelvis a vista de varios testigos, entre ellos periodistas.

Peter cayó al lado este del muro a la vista de gente del lado occidental. A pesar de sus desesperados gritos no recibió ayuda médica de ninguna de las partes y se desangró hasta morir. Del lado oeste se formó una manifestación, les gritaban asesinos a los guardias fronterizos.

Al miedo se le atribuyó la muerte de Peter. A los transeúntes del lado occidental no se les permitió ayudarlo. Incluso el jefe de pelotón de Alemania Oriental reconoció que tuvo miedo de intervenir porque tres días antes un soldado de la RDA había muerto por un disparo de un policía occidental.

peter-fechter

Después de una hora el cuerpo de Peter fue recogido por el lado oriental. En la tarde hubo protestas en Berlín occidental contra la República Democrática Alemana y las fuerzas militares de Estados Unidos las que se acusaba de pasividad.

Willy Brant, alcalde de Berlín intentó calmar los ánimos pero a media noche, unas 10.000 personas manifestaron y tiraron piedras contra un bus de tropas rusas. Días después el Canciller Konrad Adenauer le escribió a Nikita Jrushchov, el dirigente de la Unión Sovietica por la fata de ayuda al joven.

En conmemoración de su muerte se puso una cruz cerca al punto donde cayó y murió. Después de la reunificación alemana se construyó el Monumento a Peter Fechter.

35 años después de su muerte dos guardias antiguos de Alemania del Este , Rolf Friedrich y Erich Schreiber fueron acusados de la muerte del joven, en el juicio lo admitieron. La condena fue un año de prisión y libertad bajo custodia.

En el juicio quedó claro que las heridas de Fechter eran mortales, de manera que de haber sido asistido habría muerto de todas formas.