El trágico fin de un poeta

2 de noviembre del 2018

Pier Paolo Pasolini murió de forma trágica luego de dejar un amplio testimonio, para algunos premonitorio, de ese impactante final. Es considerado uno de los poetas más importantes del siglo XX y algunos lo han llamado hasta ‘el último intelectual italiano’. Nació el 5 de marzo de 1922 en Bolonia, Italia, hijo de un militar […]

Pier Paolo Passolini

Wikipedia

Pier Paolo Pasolini murió de forma trágica luego de dejar un amplio testimonio, para algunos premonitorio, de ese impactante final. Es considerado uno de los poetas más importantes del siglo XX y algunos lo han llamado hasta ‘el último intelectual italiano’.

Nació el 5 de marzo de 1922 en Bolonia, Italia, hijo de un militar y una maestra de educación básica. Su padre fue famoso porque salvó la vida del fascista Benito Mussolini cuando un joven de 15 años le disparó hacia el pecho. El padre de Paolo capturó al conspirador y eso lo convirtió en un alto mando del Ejército.

Por el trabajo de su madre tuvo que estar temporadas en diversas zonas del país. Su madre se convirtió en su compañía permanente y su referencia para el cine, mientras su padre en un alter ego alcohólico y déspota.

Pier Paolo Pasolini empezó a escribir poesía a los siete años de edad. A los diez escribió poesía en el antiguo lenguaje de Friulan, que era hablado por campesinos y su madre, quien se lo enseñó. En 1942 publicó su primer libro de poemas titulado Poesie a Casarsa.

Colaboró después para varios periódicos y revistas y se estableció finalmente en el pueblo de Friuli. También empieza a trabajar como profesor, tiempo después se une al partido comunista, donde empieza a convertirse en un asiduo antifascista contrario a su padre.

Tuvo su debut en el cine con la película Accattone en 1961, la cual escribió y dirigió. Desde allí marcó con un amplio sentido crítico una obra incómoda y profunda a la sociedad italiana y al movimiento fascista, aunque para ese momento ya se había distanciado del Partido Comunista.

Después dirigió películas que generaron una clara molestia en todos los sectores sociales europeos, por sus planteamientos contradictorios, retadores, antiilustrados que exploraba y destruía desde el gobierno hasta las actitudes de la cultura popular.

Entre sus películas más reconocidas se encuentran El Evangelio según San Mateo (1964), El Decamerón (1971), Los cuentos de Canterbury (1972), Las mil y una noches (1974) y Saló (1975) una película basada en el texto 120 días de Sodoma, escrito por el Marqués de Sade, que cuestionó la falsa moralidad de la época y lo convirtió en blanco de amenazas por parte de conservadores y fascistas.

“Yo devoro mi existencia con un apetito insaciable. Cómo terminará todo esto, lo ignoro”, decía, como anticipándose a ese final trágico y aún irresuelto que le causó la muerte. El 2 de noviembre de 1975, el joven de 17 años Giuseppe Pino Pelosi fue invitado a subir al flamante Alfa Romeo de Pier Paolo Pasolini en un aparente acto de coqueteo por parte del cineasta.

Pero después, Pelosi lo asesinó de forma sádica, primero lo apaleó de forma tan brutal que le estallaron los testículos y le produjo una hemorragia cerebral que no podría sino causarle la muerte. Después fue aplastado por su vehículo, un Alfa Romeo, de tal forma que las personas que vieron primero su cuerpo no se percataron de que era humano.

Al principio, el joven asesino dijo que había reaccionado así por una insinuación sexual del cineasta, pero durante la condena cambió varias veces de versión, de hecho reveló en algunas entrevistas que el asesinato no lo había causado él solo, sino junto a otras dos personas, pero nunca reveló cuál había sido la razón de ese asesinato. Un secreto que se llevó a la tumba al morir de cáncer en 2017.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO