El embajador del café colombiano

29 de diciembre del 2018

Su nombre es Carlos José Sánchez.

El embajador del café colombiano

Federación Nacional de Cafeteros

Carlos José Sánchez Jaramillo encarnó por más de 37 años la imagen del café colombiano ante el mundo, su rostro quedó registrado en la mente de los que se toman ese vino negro producto de las manos de miles de campesinos que se esfuerzan por sacar el café más suave del planeta.

Ese icono insigne pasará a la posteridad y será el recuerdo de un campesino común que prestó sus facciones para hacer de embajador de los caficultores. Ese fue Carlos Sánchez, quien murió este 29 de diciembre a causa de una infección respiratoria que lo aquejaba hace meses.

Nació en un pueblo caficultor del norte de Antioquia llamado Fredonia, un municipio que realiza la tradicional Fiesta del Café. Llegó luego a Medellín, después de abandonar sus estudios de bachillerato, para practicar teatro. Hasta que un día en Bogotá se encontró con un casting para un hombre campesino.

Justamente ese día se había afeitado y uno de los requisitos era el bigote, le prestaron uno falso y con eso hizo la presentación. El único detalle eran los vellos porque sus facciones, su acento y sus manos anchas eran perfectas para el personaje que estaban buscando, era la Federación de Cafeteros la que esperaba encontrar el rostro de su marca de Café, Juan Valdez.

Así obtuvo el papel y empezó a trabajar en 1969 con sombrero aguadeño, poncho, pantalón café de dril, alpargatas, carriel y machete al cinto, sin olvidar a su inseparable Conchita, la mula que lo acompañaría a promocionar la labor de más de 500.000 caficultores colombianos que extraen los más exquisitos granos para producir café premium.

En esa tarea de embajador viajó a Estados Unidos, Japón y Europa y con alpargatas y carriel entró a varias juntas directivas con el mayor orgullo de llevar el traje típico de los campesinos a los que representaba. Incluso estuvo con la realeza británica y Mohamed Alí.

Aunque dejó la campaña en 2006 su rostro permanece en la memoria, vinculado siempre al café colombiano. Tanto que en 2005 recibió un premio en Estados Unidos como el 5° personaje publicitario más reconocido en ese país.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO