Bernardo Bertolucci, el único italiano en ganar un Óscar

Bernardo Bertolucci, el único italiano en ganar un Óscar

26 de noviembre del 2018

Bernardo Bertolucci dejó un legado de películas, tras su muerte este 26 de noviembre, que lo convirtieron en uno de los directores italianos más aclamados, llegó a ganar más premios Óscar que ninguno, incluso el único de su nacionalidad en ganar el galardón a mejor director. Ha llegado a ser llamado el último genio del cine de Italia.

Desde pequeño fue un aficionado al arte, principalmente por influencia de su padre Attilio Bertolucci que era poeta y crítico literario. A sus 15 años, junto a su hermano, rodó videos con la secuencia de cortometraje con una cámara de 16 mm.

Su familia se trasladó a Roma desde que él estaba en la adolescencia y allí emprendió su carrera artística al ingresar a la Facultad de Letras, pero la abandonó pronto. Fue a manos de uno de los más grandes de la península, Pier Paolo Pasolini, que Bernardo Bertolucci inició su carrera.

Según recordaba él mismo, un día Pasolini llegó a su casa para invitarlo a participar en la producción de su Ópera Prima Accattone (1961), fue sencillo, golpeó en su casa y le dijo: “¿A ti te gustan las películas verdad?” y le propuso ser asistente de dirección.

Al siguiente año, Bertolucci expuso su primera película La commare secca (1962). Y aunque la relación entre los dos directores se fracturó años después, Pasolini fue una importante influencia en el desarrollo del cine del recién fallecido director, que desde la primera película junto a su coterraneo, aseguró sentir que estaban refundando el séptimo arte.

Desde ese momento dirigió un acervo de películas que lo dejarían entre los mejores directores de Italia. La película que lo llevó al reconocimiento mundial fue El último tango en París (1972), pero esta misma producción le trajo, tanto en su momento, como muchos años después, fuertes críticas por una escena sexual.

La escena retrataba una violación del actor Marlon Brando a la actriz Maria Scheneider, sin embargo, la interpretación fue tan violenta para la época que la escena llevó a la película a estar censurada casi cuatro años en Europa. Después logró ser difundida completa, pero en 2017 el cineasta aseguró que la actriz no había sido informada de la escena porque quería hacer más real la humillación de la víctima.

La declaración fue sumamente criticada, más con el surgimiento del movimiento Me Too, por lo que luego el director rectificó sus palabras, según explicó en ese momento, la escena se encontraba descrita en el guión, lo único que se cambió y ella no estaba enterada es que Brando usaría mantequilla como lubricante para demostrar la perversidad del personaje. La polémica nunca se resolvió porque la actriz falleció de cáncer en 2011.

Otro de sus éxitos vino después, fue la obra Novecento (1976), una película que logró narrar cinco décadas de la historia de Italia en el siglo XX, en nada más que seis horas de duración. Es la obra de mayor reconocimiento de su carrera, por la precisión de su dirección.

En cuestión de premios, la película que más reconocimientos le otorgó a Bernardo Bertulocci fue El último emperador (1987), que le mereció nueve premios Óscar, incluido el primer galardón entregado a mejor director que ha recibido un italiano en la historia.

Después recibió el León de Oro del Festival de cine de Venecia en reconocimiento a toda su carrera y por la misma razón obtuvo en 2011 la Palma de Oro de honor en el Festival de Cannes. Su última película fue presentada en 2012, Tú y Yo en Cannes, una obra que recoge todo su cine a manera de testamento. Allí llegó postrado en una silla de ruedas a causa de una larga enfermedad que le causó la muerte este 26 de noviembre.