Barón Rojo: el piloto más letal de la Primera Guerra

Barón Rojo: el piloto más letal de la Primera Guerra

2 de mayo del 2018

Su nombre original era Manfred von Richthofen pero su famosa carrera de piloto de guerra lo llevó a parar a la historia como el Barón Rojo. Se le atribuye el derribo de más de 80 aviones aliados durante la Primera Guerra Mundial.

Nació el 2 de mayo de 1892 en Breslau, Prusia. Cuando tuvo edad, al igual que su padre, se unió al Ejército Prusiano, quería pertenecer a los Ulanos, que era el grupo de caballería del frente de guerra. Por su origen aristócrata recibió el título de Freiherr, que traduce ‘Señor Libre’, quizá por ese título que cargó desde pequeño no se acostumbró a la guerra de trincheras. Por eso pidió un cambio en el Ejército y llegó a la aviación.

Estuvo bajo el mando del Oswald Boelcke, un destacado piloto prusiano que prontamente vio las capacidades y la agudeza visual de Manfred von Richthofen, quien además superó al maestro en pocos meses bajo su mando. Derrotó 40 aviones, le otorgaron la Cruz del Mérito y la comandancia de una unidad de cazas llamada Jasta 11.

Esa dependencia era conocida como ‘El Circo Volante’, un grupo de destacados pilotos de guerra que habían decidido pintar sus aviones de diferentes colores. Cuando Manfred von Richthofen entró allí, escogió el color rojo para su avión, lo que le ganó el título de el Barón Rojo.

Después, la primera línea de cazas de guerra, llamada JG 1, que estaba compuesta por aviones Jasta. Allí continuó con su color rojo pero ganó la fama, sus contrincantes le temían, su contingente era el que menos bajas recibía en combate y cuando averiaba una aeronave la dejaba huir imponiéndose en los cielos como el invencible.

Testigos de sus hazañas señalan que tenía técnicas casi suicidas de combate, pero esas mismas lo convertían en uno de los más poderosos pilotos.

Tiempo después, mientras perseguía un avión, recibió un disparo en la cabeza, logró recuperarse pero esa herida lo marcó para arriesgarse más, así logró la hazaña de 80 aviones derribados y hasta 4 por combate.

Las versiones sobre su muerte son varias. La más difundida es que un piloto canadiense lo derribó en combate mientras perseguía otro avión el 21 de abril de 1918. Sin embargo, los análisis posteriores sobre el avión derribado indican que recibió un disparo desde tierra que le atravesó todo el torso hasta perforarle la aorta.

El Barón Rojo es toda una leyenda en el mundo de la aviación y su apodo considerado un título de prestigio popular para los pilotos de guerra.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO