Kobe Bryant y su legado en la NBA

26 de enero del 2020

Kobe Bean Bryant, tres palabras, un nombre, una leyenda.

Kobe Bryant

Kobe Bean Bryant, tres palabras, un nombre, una leyenda. Un deportista como muchos, pero ser humano como pocos.

Su amor por el baloncesto siempre estuvo ahí, en la cancha, en ese segundo hogar donde él se hizo inmortal.

Cuando su cuerpo decía basta, su corazón latía con más fuerza para conseguir las victorias y los títulos.

La figura de Los Angeles Lakers, equipo que sacó lo mejor de él, y de forma recíproca, nació el 23 de agosto de 1978 en Filadelfia, Pensilvania. Hijo de Joe y Pamela Bryant, autores de su nombre, inspirados en una carne que comieron días antes de su nacimiento.

Su destino parecía que ya estaba marcado por el legado de su padre, quien también fue jugador de baloncesto de la NBA. Sin embargo, en un principio, alcanzó a pensar en ser futbolista profesional por la influencia de este deporte en Italia donde pasó parte de su niñez.

El inicio de un sueño

En 1991 regresó a su país de origen e ingresó al Instituto Lower Merion de Ardmore para unirse a los Aces. Allí empezó a mostrar sus primeras pinceladas con el balón anaranjado. Jugó en todas las posiciones que permite el baloncesto y se consagró como el máximo anotador de su equipo.

Fue tan brillante, que apenas finalizó el instituto se presentó al draft de la NBA, sin detenerse primero en la universidad como normalmente hacen los jóvenes talentos menores de 23 años, que son escogidos por las franquicias de la NBA.

Durante ese proceso Bryant fue escogido por los Charlotte Hornets para jugar en el año de 1996. Sin embargo, el destino cambió y Los Lakers adquirieron sus servicios.

A partir de ahí nació una historia llena de amores, títulos y puntos de oro.

Kobe Bryant y su carrera profesional

Al inicio contó con pocos minutos en cancha, pero eso lo fortaleció como persona y profesional. En ese tiempo se convirtió en el deportista más joven en jugar en la NBA. Dos años después de su debut, ‘La Mamba Negra’, como también se le conocía, se empezó a consolidar en el quinteto de California.

Su rendimiento fue tal que pasó a ser en su momento en el jugador más joven en participar en un Juego de las Estrellas.

Con el arribo de Phill Jackson a Los Ángeles, el entonces número 8 de Los Lakers empezó a sumar títulos y reconocimientos. Entre 2000 y 2010 ganó cinco finales de la temporada regular y cinco anillos de la NBA. Además, estuvo 18 veces en el Juego de las Estrellas, siendo el mejor de la cancha en cuatro oportunidades.

Tanto su apellido como los números (8 y 24) que lució en su espalda, quedarán inmortalizados. Kobe se hizo grande e hizo aún más importante a Los Lakers.

Datos y récords memorables

Una de las marcas más llamativas que dejó para la historia fueron los 81 puntos que convirtió en un solo partido, cuando en 2006 enfrentó a los Toronto Raptors. La segunda mayor cantidad de puntos en la historia de la NBA, superado únicamente por los 100 puntos de Wilt Chamberlain en 1962.

En la actualidad ocupa el cuarto lugar como máximo anotador en la historia del campeonato con un total de 33.643 puntos. Superado únicamente por LeBron James, Kareem Abdul-Jabbar y Karl Malone.

El origen de ‘La Mamba Negra’

Hay dos versiones que resaltan el origen de este apodo. El primero hace referencia a la situación que pasó fuera de las canchas, cuando en 2003 fue acusado de agresión y violación sexual.

Tras conocer este caso, los hinchas rivales pasaron del respeto al repudio. Kobe Bryant se dio cuenta que su imagen cambió en la NBA y el mundo deportivo. La cancha, el recinto donde él era la estrella, se convirtió en su mayor infierno.

Inspirado en la película Kill Bill de Quentin Tarantino, Bryant se apodó así mismo ‘La Mamba Negra’ para tomar distancia a sus problemas y a las críticas, así como lo hace la famosa serpiente con los demás depredadores.

Kobe tomó dos personalidades. “Necesitaba crear una especie de alter ego, sólo para mí, para ser alguien diferente en los partidos, no el mismo que era en los tribunales”, señala el jugador en el documental Kobe Bryant’s Muse. 

A su vez, explicó que tenía que separarse de sí mismo. “Tenía la impresión de que todo se me venía encima al mismo tiempo. Y me resultaba muy, muy confuso. Tenía que organizar las cosas. Así que creé ‘La Mamba Negra”, confesó.

La otra versión, según comentarios de jugadores y colegas de la estrella de Los Lakers, se dio por su movimiento, talento y veneno con el balón.

El último mensaje

Precisamente, el último trino que escribió Kobe Bryant en su cuenta personal de Twitter fue para felicitar a Lebron James por haberlo superado en la cantidad de puntos convertidos.

“Sigue llevando el juego hacia adelante Lebron. Mucho respeto mi hermano”, escribió.

Bryant lo ganó todo. Incluso, un Premio Oscar que terminó en sus manos con el video animado sobre el anuncio de su retiro del baloncesto profesional.

Hoy, domingo 26 de enero, la leyenda de Los Lakers perdió en el último cuarto la batalla de la vida y la muerte. Consigo se llevó a su hija Gianna María, quien también falleció en el accidente aéreo, que se presentó en horas de la mañana en la ciudad de Calabasas del condado de Los Ángeles, California.

Colegas de la NBA, deportistas de otras disciplinas, artistas y seguidores de todo el planeta se unieron en una sola voz para decirle a Bryant: “Querido Kobe, muchas gracias”.

Palabras de inspiración

“Si tuviera el poder de retroceder el tiempo, no lo usaría. Cada momento por el que pasaste no significa nada si tienes el poder de volverlo a repetir. Pierde su esencia y su belleza. Las cosas tienen su final y yo estoy listo para irme”, expresó ‘La Mamba Negra’.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO