Marie Curie, primera mujer en ganar un nobel

4 de julio del 2018

Ser mujer y nacer en el siglo XVIII no era sencillo. Marie Curie vivió en carne propia las limitaciones para ir tras su mayor anhelo: ser científica. Desde muy pequeña mostró dedicación por el estudio. Era una excelente alumna y su capacidad para concentrarse era inigualable. Cuando tenía 24 años se marchó a París a estudiar […]

Curie

Ser mujer y nacer en el siglo XVIII no era sencillo. Marie Curie vivió en carne propia las limitaciones para ir tras su mayor anhelo: ser científica. Desde muy pequeña mostró dedicación por el estudio. Era una excelente alumna y su capacidad para concentrarse era inigualable. Cuando tenía 24 años se marchó a París a estudiar una carrera científica.

Sobrevivir no fue sencillo, pasó hambre y frío. Tenía ahorros de un trabajo que tuvo en su ciudad natal y la ayuda de su padre era escasa. Su salud se vio afectada por el ritmo que tenía que manejar, pero en 1893 se graduó con honores en Sorbona, Francia.

Un año después conoció a quien sería su esposo, Pierre Curie, también científico. El amor dio sus frutos, se casaron en 1895 y tuvieron dos hijas Iréne y Eve. De ahí en adelante, empezaron a trabajar juntos en investigaciones científicas.

Como investigadora estaba interesada en los nuevos tipos de radiación. Se apoyó en las técnicas piezoeléctricas inventadas por su marido y midió las radiaciones de uranio en la pechblenda, un mineral radiactivo y rico en uranio.

En 1898 la pareja anunció el hallazgo de dos nuevos elementos: el polonio y el radio. Para poder extraer un gramo de radio, tuvieron que tratar una tonelada pechblenda.

En 1903 junto a su esposo y Becquerel recibieron el Nobel de Física. Con las ganancias del galardón arreglaron el baño de la casa que tenían. Continuaron con diferentes investigaciones, pero en 1906 Pierre Curie falleció después de ser atropellado por un coche de caballos.

En 1911 ganó un Nobel de Química por descubrir los elementos radio y polonio.

Sus descubrimientos también la posicionaron como la primera mujer en ser catedrática en la Universidad de París.

Unos años más tarde, en 1914, cuando el ejército alemán entró a Bélgica en su paso hacia Francia, Marie creó el primer aparato de radiografía móvil.

Finalmente, su exposición a la radiación la llevó a periodos de debilidad y posteriormente en 1934 morir a causa de una leucemia.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO