Max Weber, el fundador de la sociología

Max Weber, el fundador de la sociología

14 de junio del 2018

Maximilian Karl Emil Weber, nació un 21 de abril de 1864 y murió hace casi 100 años un 14 de junio de 1920. Se caracterizó por ser considerado uno de los creadores del estudio moderno de la sociología y la administración pública. También fue filósofo, economista, historiador, politólogo, de origen alemán.

Durante toda su vida tuvo acercamiento por partidos tanto liberales como de izquierda, pues su padre fue un jurista y político muy importante del Partido Liberal Nacional.

A pesar de ser reconocido y nominado como uno de los grandes padres de la sociología, él nunca se consideró como perteneciente a esta profesión, pues su inclinación era más hacía la historia. Su prestigio en la profesión lo llevó a trabajar como consejero para la delegación alemana que negoció la rendición del país en el Tratado de Versalles, además de haber sido uno de los redactores de la Constitución de la República de Weimar.

Weber mantuvo que la sociología no podría llegar a ser una ciencia exacta tal como lo son las matemáticas o la física, pues los principios de su sustentación se basaban en los humanos, por lo que la llevaría a ser subjetiva en vez de objetiva.

En cuanto a su vida académica, Weber estudió en las universidades de Heidelberg, Berlín y Gotinga, con intereses en el derecho, la historia y la economía.

En 1882, ingresó a las Universidad de Heidelberg como estudiante de derecho, tomando también clases de economía e historia. De manera interrumpida, perteneció al ejército alemán en Estrasburgo, sin embargo volvió a su casa en 1884 para estudiar en la Universidad de Berlín. En 1889, recibió su doctorado en leyes.

Weber estaba calificado para ser profesor en Alemania, por lo que realizó la profesión en la Universidad de Friburgo en 1894, para después serlo en la Universidad de Heidelberg.

Su obra más reconocida es el ensayo ‘La ética protestante y el espíritu del capitalismo’, que fue el inicio de un trabajo sobre la sociología en la religión, en donde se argumenta que la religión es el aspecto más importante que influye en el desarrollo de las culturas occidentales y orientales. En otra obra famosa, ‘La política como vocación’ que define al Estado como una entidad que posee un monopolio en el uso de la fuerza.

Weber obtuvo gran éxito en los años 1890 y en 1893 se casó con una prima lejana llamada Marianne Schnitger, quien después se convertiría en defensora de los derechos de la mujeres y escritora, además de ser un factor fundamental en la recopilación de los trabajos poco conocidos del historiador para publicarlos posterior a su muerte.