Tito Puente, el rey del timbal

Flickr

Tito Puente, el rey del timbal

20 de abril del 2018

Tito Puente es ampliamente reconocido como el Rey del Timbal, pero las veces que ha sido coronado rey son más, entre ellas el Rey del Mambo y el Rey de la Música Latina. Ese es el producto de más de cincuenta años golpeando instrumentos para exprimirles hasta la última gota de música que pudieran producir.

Nació el 20 de abril de 1925 en la ciudad de Nueva York, en el barrio Harlem, y heredó una ascendencia puertorriqueña que no podría negar. Con apenas cinco años empezó su formación en la música con clases de piano, después de este instrumento inició los estudios de la percusión.

Su verdadero nombre era Ernesto Antonio Puente, pero su madre lo llamaba cuando pequeños ‘Ernestito’, el músico odiaba su nombre y prefirió la segunda parte del diminutivo para su nombre del resto de la vida. Por eso, en una entrevista, le dijo al periodista “pregúnteme lo que quiera menos cómo me llamo o por qué nací”, le dijo Tito.

A mediados de 1940, Tito Puente ya estaba trabajando para orquestas en New York como la de Noro Morales, hasta que sus planes artísticos se vieron frustrados por la II Guerra Mundial. Se enlistó en la Marina Americana y sirvió hasta que finalizó la guerra sin mayores afectaciones.

No tardó sino en dejar el uniforme militar para volver a sus verdaderos intereses, la música. Entró a la academia de composición de Julliard School of Music para estudiar composición, dirección de orquesta y continuar sus estudios en piano.

Mientras aprendía, u obtenía el título de lo que ya sabía, Tito Puente llegó al templo de la música latina en New York, el Palladium, allí se presentó junto a las orquesta de Tito Rodríguez y Machito con sesiones de mambo y chachachá.

En 1947, Tito Puente fundó su propia banda The Picadilly Boys. Con esta inició la innovación en el son, involucró el Jazz a los ritmos cubanos y latinos, introdujo el vibráfono por primera vez en la música lationoamericana. Pero no quería que su instrumento favorito siguiera teniendo el papel escondido que tenía antes, se paró en frente con su timbal y le demostró al mundo que la música cubana dependía en gran parte de ese instrumento.

Tocó junto a los mayores representantes de la era dorada de la salsa, Celia Cruz, Rolando Laserie, Ray Barreto, Rubén Blades, José “El Canario” Alberto y Tico Alegre All Stars.  Dejó canciones para la historia de la salsa como Oye cómo vaMambo gozón, Babarabatiri, Letargos o Apóyate en mi alma.

Tito Puente logró la grabación de más de 100 discos y logró los 5 Grammys a lo largo de su carrera. Falleció el 31 de mayo del 2000 a los 77 años luego de una cirugía de corazón que había durado casi un día entero.