El último presidente antes del Chavismo

24 de enero del 2019

Rafael Caldera fue presidente de Venezuela dos veces.

Rafael Caldera

Wikipedia

Uno de los teóricos democráticos más reconocidos de Venezuela fue Rafael Caldera, quien llegó a la presidencia después de un golpe de Estado, sin pensar que él mismo sería derrocado por el que se convertiría en su peor enemigo, Hugo Chávez.

Nació el 24 de enero de 1916. Perdió a su madre desde muy temprana edad y creció junto a sus tíos. Cursó el bachillerato en un colegio de jesuitas de Caracas y desde allí formó un profundo compromiso cristiano que definió su postura política y su pensamiento.

Se convirtió en uno de los embajadores de los movimientos cristianos en América Latina. Desde su paso por la Universidad Central de Venezuela, donde estudió derecho, se vio fuertemente influenciado por el por el pensamiento de Andrés Bello y la transformación institucional hacia el respeto del Estado Social de Derecho.

Inició a temprana edad la vida política. En la universidad se separó de la Federación de Estudiantes porque no compartía las posturas libertarias de la educación, entonces formó la Unión Nacional de Estudiantes que sería el inicio del partido socialcristianismo en Venezuela.

A los 25 años fue elegido diputado al Congreso, fundó el Comité de Organización Política Electoral Independiente y participó de la Constituyente en 1946. En 1945, cuando se produjo el golpe de Estado cívico militar a Isaías Medina Angarita, Caldera fue elegido Procurador Naiconal.

Dos años después de esto lanzó la primera candidatura, pero perdió frente al escritor Rómulo Gallegos. Decide dedicarse a la docencia durante ese tiempo y lanza un programa de televisión para difundir los conocimientos, llamado Aula de Conferencias TV.

El cual le fue clausurado durante la dictadura de Marcos Pérez Jiménez, quien se dedica a perseguirlo, con diferentes capturas, le ordena el cierre de sus clases en la Universidad y lo encarcela antes de formalizar su candidatura para las elecciones de 1957.

Por ese agitado contexto político que vivió Venezuela a mediados del siglo XX, cuando pudo regresar el país al cese de la persecución, se reunió con los líderes políticos Pérez Jiménez, Rómulo Betancourt y Jóvito Villalba, en su casa de Puntofijo. Caldera los convenció de firmar un documento de tres puntos 1. Defensa de la constitucionalidad conforme al resultado electoral, 2. Gobierno de Unidad Nacional y 3. Programa mínimo común. Se llamó el Pacto de Puntofijo y permitió cierta estabilidad desde 1959 hasta 1964.

Después de tres candidaturas presidenciales, logró ganar las elecciones de 1968, en la que ejerció un periodo que es conocido como pacificación. Rafael Caldera logró incorporar a las guerrillas venezolanas a la vida civil y democrática. En 1970 realizó la primera visita a Estados Unidos, televisada en Venezuela, donde fue recibido por las cámaras conjuntas del Congreso norteamericano.

Fue elegido por segunda vez en 1993, durante ese segundo periodo enfrenta una de las crisis financieras más rudas del siglo, por lo que decide bajar los precios del crudo y ordena la apertura petrolera que aumenta la producción en 3,3 millones de barriles diarios.

Sin embargo, una de sus decisiones más criticadas durante ese tiempo fue la concesión del indulto a Hugo Chávez y los militares que se sublevaron en 1992 contra el presidente Carlos Andrés Pérez. Lo que le permitió al extinto líder del Chavismo, crear en 1997 el Movimiento V República (MVR) con el que este presidente llegó al poder en 1999.

Desde que Chávez llegó, propuso la constituyente y allí se opuso Rafael Caldera fervientemente por considerarla violatoria de la Constitución de 1961. Desde sus columnas de prensa se opuso al gobierno de Chávez,  hasta que el parkinson lo afectó un mes antes de causarle la muerte a los 94 años, el 24 de diciembre de 2009.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO