Rafael Uribe Uribe, el hombre de la guerra y la paz

Rafael Uribe Uribe, el hombre de la guerra y la paz

15 de Octubre del 2014

A lo largo de su vida, Rafael Uribe Uribe se desempeñó como orador, militar, periodista y diplomático antioqueño. Fue un hombre de guerra y paz. Durante su juventud participó en varias guerras civiles y mostró su entusiasmo por el Ejército. En su etapa de madurez dejó las armas e inició un trabajo donde pidió a sus tropas: “Despidámonos como soldados y preparémonos a saludarnos como ciudadanos”.

Lea también: El patriotismo según Uribe Uribe 

Después de esto se hizo como jefe del liberalismo nacional. “Todas las capacidades que antes había puesto al servicio exclusivo de la guerra, las vertió en el desarrollo y progreso nacional, hasta el punto de convertirse en una turbina gestadora de ideas y de programas, en un renovador doctrinario de su partido”, indica un texto de la Biblioteca Luis Ángel Arango.

Uribe fue amante del campo porque creció en una familia que trabajó en los campos antioqueños. Durante sus años de infancia, sorprendió a sus amigos y maestros por su comportamiento retraído y huraño, por su apego a la soledad y su timidez extrema. Creció en varias haciendas, donde sus papás trabajaron.

Años después de haber sido profesor de la Universidad de Antioquia y su paso por la Cámara de Representantes, Uribe fundó el periódico El Trabajo. Allí Se dedicó al fomento de la agricultura y a la adopción de nuevos sistemas técnicos en la explotación de la tierra.

Sobre su muerte se conoce que Uribe Uribe fue víctima de varios golpes y las hachas laboriosas de Leovigildo Galarza y Jesús Carvajal. Dos artesanos que, presionadoss por sectores políticos reaccionarios, creyeron que Uribe Uribe era el culpable de la crisis económica en que se hallaba el país y que las obras públicas que adelantaba el gobierno se habían suspendido por su capricho.

Fuente:

Biblioteca Luis Ángel Arango