Rubén Aguirre, el eterno Profesor Jirafales

16 de junio del 2017

‘Ta, ta, ta, ta, ¡ta!’,‘Vine a traerle este humilde obsequio’, ‘No será mucha molestia’ son algunas de sus frases representativas

Rubén Aguirre, el eterno Profesor Jirafales

Este hombre, que medía casi dos metros, ingeniero agrónomo, cronista taurino y locutor, siempre será reconocido como el profesor que se enamoró de la mamá de uno de sus alumnos, y por su grito característico de enojo, “¡Taaaaa, taaa, taaa, ta!”.

El inolvidable ‘Profesor Jirafales’, siempre traía un puro en la mano, lo que hacía pensar que era parte de su personaje pero no: comenzó a fumar desde los 19 años.”Es un feo vicio pero a mi me gusta” así lo aseguró en una entrevista que le realizó el periodista Gustavo Adolfo Infante.

Rubén era de Saltillo, Coahuila cerca de Monterrey. Vivió allí hasta segundo de primaria cuando tenía 8 años. Luego se fueron para Torreón por el trabajo de su papá. Allí realizó su secundaria. La universidad la hizo en la Escuela Superior de Agricultura “Hermanos Escobar”.

Fue hijo de Ruben Aguirre Flores y Victoria Fuentes Villareal. Como Rubén los describió, sus padres eran “una pareja culta e inteligente. Mi mamá tocaba piano precioso y supieron inculcarme valores que hoy reconozco”. Tuvo cinco hermanos, un varón y cuatro mujeres.

El salto que dio de la ingeniería a la actuación se debe a que le faltó vocación para la tierra. “Estando estudiando desde tercer año. Para hacerme unos ‘centavitos’ me metí de locutor en una estación de radio y me gustó tanto que inventé una radionovela donde yo hacía todos los personajes”, comentó Aguirre.

En Monterrey, Nuevo León, Aguirre inició en la televisión en un comercial de fraccionamiento. “Yo tenía que decir: Las mayores facilidades de pago para que usted venda su casa y atrás un panel con las fotografías de las casas”, comentó el actor.

“Yo sentí que lo había hecho perfecto, estaba muy orgulloso de mi mismo por ese comercial. Pero al día siguiente me llamó el gerente del canal y me dijo que me veía grotesco. Esa palabra ‘grotesco’ se me quedó grabada. Me dijo que hablara con Juan Garza y que vendiera publicidad”, aseguró Aguirre.

“Casi lloro, pero lo bonito es que se lo llegué a contar a mi mujer y me dijo ‘no te creas, si puedes, si sabes’, y seguí insistiendo hasta que mira”…

Rubén se casó una vez en su vida con Consuelo de los Reyes.

‘El maestro longaniza’ conoció a su esposa en una corrida de toros. Él era uno de los cuatro matadores. “Se acostumbraba a invitar a un grupo de muchachas muy guapas vestidas de españolas y en un coche de caballos le daban la vuelta a ruedo aventando claveles al público. Ahí la vi y me flechó, me enamoró”

En la vida de Rubén nunca hubo un escándalo. Esto se debió a que el actor supo separar su vida de artista a la privada. Confesó que fuera de los sets era igual al Profesor Jirafales. “Vanidoso, cursi, romántico, tomaba café, fumaba puro. Representar el papel del profesor para mi nunca fue un problema”.

La unión de Roberto Gómez Bolaños (Chespirito) y Rubén Aguirre cambió por completo su vida. Rubén era ejecutivo de Televisión Independiente de México. Realizó ‘demos’ para ver quien se quedaba con un programa y así conoció al Bolaños.

Al ‘Profesor Jirafales’ le llegó el éxito cuando tenía 36 años. Roberto comenzó con un programa que se llamaba ‘Chespirotadas’ en el que Aguirre estaba incluido. Luego hizo otro programa que se llamó ‘Los genios de la mesa cuadrada’ que tuvo mucho éxito.

A este programa se le añadió el ‘Chapulín Colorado’ como relleno y tuvo tanto éxito que la dirección del canal le sacó un espacio exclusivo al Chapulín. Para llenar el espacio que dejó añadieron ‘El Chavo del 8’, también como relleno hasta que se decidió que ‘Los supergenios de la mesa cuadrada’ salía y solo quedaban el Chavo y el Chapulín.

En ‘Los supergenios de la mesa cuadrada’ estaban Ramón Valdés, “El doctor Chapatín”, “El profesor Jirafales” y Maria Antonieta de las Nieves. Cuando comenzó el ‘Chavo del 8’ Bolaños le dijo a Rubén que haría lo mismo que ‘en la mesa cuadrada’.

Cuando se acabó el programa Rubén estaba en Argentina y lo llamaron de Chile para ofrecerle un contrato. Necesitaban que estuviera un mes ininterrumpido. Rubén llamó a Bolaños para pedirle que realizara un libreto sin é,l a lo que Roberto  contestó que aceptara el contrato porque se acababa de terminar el programa.

“El elenco era como una familia. Con Edgar (Señor Barriga), me llevé como si fuera mi hermano. También con Ramón, Carlos… Como todo en toda familia habían pleitos pero también se arreglaban” comentó Rubén.

El actor sufrió un accidente cuando iba para una gira. Resultado de esto su esposa perdió una pierna, lo tuvieron que operar de la columna vertebral y se fracturó fémur.

El personaje que más le gustaba a Ruben era ‘Don Ramón’. Confesó que como él, Ramón Valdés se comportaba igual en las cámaras que en la vida real.

La madrugada del 27 de junio de 2016 Edgar Vivar (El señor Barriga) tuiteó la muerte de su amigo. Rubén Aguirre falleció por complicaciones debido a la neumonía de la que se estaba recuperando. El Canal de las Estrellas y Distrito Comedia realizaron homenajes a su memoria.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO