Sarah Mather la mujer que revolucionó la navegación

21 de junio del 2018

Una mujer olvidada.

Periscopio

Sarah Mather es otra de tantas mujeres que fueron desconocidas a pesar de su influencia en el mundo con algunos inventos que sirvieron a grandes propósitos. Mather patentó la invención del periscopio y sus posteriores adecuaciones.

Se considera que nació en Brooklyn, Nueva York, pero los datos biográficos de esta mujer son relativamente pocos. Según el Diccionario Biográfico de la Mujer en la Ciencia, Sarah Mather se casó y tuvo una hija pero más datos del resto de su vida no existen, al menos públicos.

Pero con seguridad, plasmar su papel en la patente del periscopio el 16 de abril de 1845 cambió para siempre las armas marítimas en el papel que desempeñaron en las guerras posteriores. Su invento consistía en un tubo con una lámpara unida a un extremo del mismo que puede ser hundido en el agua para iluminar objetos con el mismo.

Es decir que este invento permitía visualizar objetos bajo el agua, pero con sus posteriores ediciones, el periscopio permitió calcular la distancia de dichos objetos, su tamaño y por eso se adicionó a los submarinos de los ejércitos, principalmente estadounidense.

Pero también permitió que los soldados en tierra usaran los periscopios para mantenerse ocultos en las trincheras y atacar de sorpresa a sus enemigos. Pero a pesar de este uso bélico de su invención, Sarah Mather esperaba que su objeto se usara para ver bajo el agua, evitar objetos, pescar o esquivar rocas.

Posteriormente le incluyó la lámpara para poder visualizar mejor los objetos. Luego, sin esperarlo, su invento fue incorporado en los barcos de guerra y submarinos de las armadas internacionales llegando a ser usado en la actualidad con impresionantes adelantos científicos y sistemas de geolocalización.

Se estima que tras la invención y posterior patente, Sarah Mather pudo sobrevivir con su invento aunque hasta el momento de su muerte el 21 de junio de 1868, no se aceptaron mujeres en los trabajos de reparación de submarinos.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO