Simón Bolívar, historia detrás del mito

Simón Bolívar, historia detrás del mito

24 de julio del 2017

Simón José Antonio de la Santísima Trinidad Bolívar Ponte y Palacios Blanco es reconocido como el libertador de Venezuela, Colombia, Perú, Ecuador y creador de Bolivia. Fue presidente en varias ocasiones y redactó las constituciones de varios de estos países.

En 1783 Caracas era una población pequeña. Venezuela apenas tenía seis años de existencia, antes había sido una dependencia de Santa Fe de Bogotá. Los padres de Bolívar hacían parte de la aristocracia. Cuando se casaron tenían una gran diferencia de edad; su padre 47 y su madre 15.

Simón nació el 24 de julio de 1783 en su mansión familiar de la Plaza de San Jacinto. Tuvo cuatro hermanos; tres mayores y una menor. Su padre murió cuando él tenía tres años y su madre seis años después.

Su tutoría quedó a cargo de sus tíos Esteban y Carlos Palacio. Con 12 años huyó de sus tutores y ellos decidieron internarlo en la casa del maestro Simón Rodríguez, este sería una influencia en la vida de Bolívar al que le dedicó estas palabras.

Usted formó mi corazón para la libertad, para la justicia, para lo grande, para lo hermoso”

Además de Simón Rodríguez, Andrés Bello también fue uno de sus maestros. A los 14 años ingresó al ejercito del Rey de España como cadete y ya como subteniente se embarcó en La Guaira con rumbo a Madrid. Allí vivió en la casa del Marques de Ustáriz, se inclinó por los estudios literarios y científicos. En París frecuentó a Alexander Von Humboldt. A los 20 años se casó con María Teresa Rodríguez del Toro y Alayza. Cuando se casó regresó a Caracas. Tiempo después su esposa enfermó de fiebre amarilla y murió el 22 de enero de 1803.

Viajó nuevamente a Europa con la promesa de nunca volverse a casar. En su segundo viaje se reencontró con su maestro Simón Rodríguez. Empezó a recorrer España, París e Italia.

En el histórico año de 1810 José Bonaparte ocupó el reino de España, las colonias españolas se rebelaron contra la ocupación francesa. El 19 de abril se constituyó una junta y enviaron a Bolívar con Andrés Bello y López Mendez para gestionar el apoyo de Inglaterra.

En Londres, Bolívar buscó a Francisco de Miranda para que emplazara la revolución en su país. El 4 de julio de 1811 Bolívar pronunció un discurso en el que pidió que Venezuela se independizara de España.

Horas después se firmó el acta de independencia y se formó la primera república. Meses después toda Latinoamérica se proclamó libre. En marzo de 1812 hubo un terremoto en Caracas y la monarquía lo tomó como un castigo del cielo.

Francisco de Miranda había asumido el mandato luego de la revolución pero se entregó y Simón Bolívar siguió en la lucha. Comenzó ocultándose en Caracas, en agosto de 1812 salió rumbo a Curazao y de ahí a Cartagena de Indias.

En 1812, desde Cartagena siguió luchando contra España. Más adelante Fernando VII envió una caballería con 10.000 hombres para revertir lo que había logrado Venezuela. Desde Colombia entre 1812 y 1813 liberó varios pueblos de Magdalena, Barranca, Tenerife, Mompox, El Banco de Magdalena, Ocaña, hasta Cucuta en la frontera con el Táchira en Venezuela.

El 10 de marzo de 1813 invadió a Venezuela. Inició la ‘campaña admirable’ llena de  triunfos que llegaron hasta Caracas. Desde ese momento lo aclamaron como libertador. El 15 de junio del mismo año dictó su decreto de guerra a muerte.

Pero las fuerzas de Bolívar se debilitaron por la falta de medios para combatir a José Tomás Boves y como estrategia Bolívar se retiró el 7 de julio de 1814 para unirse con Santiago Mariño.

Bolívar decidió viajar a Jamaica, allí escribió la célebre ‘Carta de Jamaica’ donde abogó por la libertad. De ese país salió para Haití y recibió apoyo del presidente Alexandre Petion. Así que emprendió una expedición de más de mil hombres conocida como la ‘Expedición de los Cayos’.

Bolívar desembarcó en las Islas Margarita y preparó la campaña para liberar el continente. El 16 de julio de 1816 cambió su ‘decreto a muerte’. En el proclamó que los españoles no serían asesinados salvo que combatieran.

Allí también declaró que iba a liberar a toda Venezuela. Bolívar tenía 650 soldados y alistó a unos 200 negros, pero la mayoría huyó. Después decidió volver a Haití. Con el tiempo muchos querían tener su liderato pero al final su liderazgo no se discutió.

Bolívar tenía en mente crear una unidad latinoamericana. En 1819 había consolidado la independencia de Guayana, Oriente y el llano de Venezuela. El 29 de enero convocó el congreso de Angostura donde advirtió a Europa no volver a apoderarse de Venezuela.

De ahí nació el proyecto de la Gran Colombia que comprendía a Colombia, Venezuela y Ecuador. Volvió a Colombia y derrotó en La Batalla de Boyacá a las tropas del General Barreiro. La corona española aceptó negociar un armisticio y en Santa Ana de Trujillo se reunió con el general Pablo Morillo y acordaron un cese al fuego.

El acuerdo con Morillo permitió que cada bando se organizara para la batalla final que se llevó a cabo el 24 de junio de 1821 en Carabobo. Como resultado Venezuela ganó y debilitó a España en todo el continente.

En junio de 1822 Bolívar llegó a Quito, Ecuador y decretó la incorporación de Guayaquil a Colombia. El hombre que no había conseguido el éxito en el amor se había enamorado de Manuelita Saenz.

Con la campaña del Perú culminó su carrera militar y política. En la batalla de Junín el ejército español quedó derrotado en toda Sudamérica. En 1825 incorporó Perú a la Gran Colombia. Creó a Bolivia como una nueva república y Inglaterra reconoció la independencia de estos pueblos.

En abril de 1826 Venezuela se insubordinó contra la Gran Colombia y contra Bolívar bajo la Cosiata. En mayo de 1826 Simón había organizado un movimiento para la unificación continental y aunque contó con el apoyo de varios países no lo logró.

Por las diferencias con el vicepresidente Francisco de Paula Santander y su salud, la ruptura de los países se dio. El presentó su renuncia pero el congreso gran colombiano la rechazó. Perú fue el primero en separarse de la Gran Colombia. En Venezuela su presencia fue prohibida.

El 3 de mayo de 1830 dejó la presidencia de la Gran Colombia. El 6 de diciembre hizo una parada forzosa en Santa Marta. Él Padecía gastroenteritis, cólicos, dolores de cabeza y trastornos digestivos. Finalmente el 17 de diciembre a la 1:00 p.m. falleció.