Thomas Mann: el mayor escritor de inicios del siglo XX

6 de junio del 2018

Recibió el premio Nobel de Literatura en 1929.

Thomas Mann

Thomas Mann es uno de los escritores más prolíficos de Europa y de finales del siglo XIX e inicios del XX. Su vida se caracterizó por los opuestos, de la homosexualidad a la heterosexualidad, de la paz a la guerra, de las revistas a los libros.

Thomas Mann nació el 6 de junio de 1875 en Lübecken, Alemania. Era hijo de una familia de comerciantes por lo que su infancia mantuvo un estatus adinerado. Pero su padre quería heredarle la profesión de comerciante para que el hijo continuara con los negocios familiares. No fue así y a Thomas no le agradaba la idea de dedicarse al comercio, le convencía más la línea literaria y artística de su madre.

En 1893 su padre falleció y como no había alcanzado a estudiar, Thomas Mann pudo tomar la línea que prefería. Junto a su madre se trasladó a Múnich y Thomas pudo empezar la producción literaria temprana de su obra con algunos poemas y textos que no llegaron a publicarse.

Varios de sus textos eran rechazados por las revistas hasta que la publicación satírica Simplicissimus lo aceptó. Allí publicó su primer texto conocido como La voluntad de ser feliz, luego El pequeño señor Friedemann. Con estas producciones Thomas Mann empezaba a adueñarse de un puesto en la literatura alemana.

Luego de esto decidió salir de su casa para vivir junto a su hermano en Italia, allí pasó año y medio dividiendo su estadía entre Nápoles y Venecia, un viaje decisivo en su carrera profesional porque le sirvió de inspiración para una de sus obras más conocidas. Asimismo, en ese viaje empezó la redacción de Los Buddenbrook.

Esa novela, que tardó cerca de cuatro años en terminar, fue el título directo para la literatura mundial. Aunque la primera edición se editó en dos tomos y se vendió lento porque la crítica despreció el regreso de los mamotretos, la segunda edición, compacta, fue todo un éxito de las librerías. Finalmente, recibió el premio Nobel de Literatura por esta obra en 1929.

Siguió escribiendo hasta que llegó la Primera Guerra Mundial, continuó produciendo y apoyó la causa nacionalista de Alemania en los primeros años pero los brotes nazis le hicieron separarse del ambiente político y declararse a sí mismo como un apolítico.

Durante el enfrentamiento tuvo tiempo para producir su novela Muerte en Venecia. Se dice que una de las más autobiográficas del escritor y más conocidas de su obra. La inspiración le surgió en un viaje a esa ciudad italiana donde el escritor mantuvo una relación con un joven polaco. Al igual que en la novela, el escritor encuentra la belleza para una producción pero se le arrebata la inminente muerte.

Continuó tras la guerra con otras novelas como la Montaña Mágica y Señor y perro, entre muchas otras. Sin embargo, el nazismo se hizo con el poder y por su rechazo a esa ideología se vio obligado a exiliarse, primero en Suiza y luego en Estados Unidos, donde vivió hasta muy entrada su vejez.

Regresó a Suiza pero no volvió a pisar suelo alemán por considerar que era un ambiente hostil, dividido en ideologías, en el cual no quería estar. Su retorno ocurrió a mediados de 1952 y se estableció allí hasta su muerte. Thomas Mann falleció el 12 de agosto de 1955.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO