Ugné Karvelis, uno de los amores de Cortázar

13 de junio del 2018

Influyó en el pensamiento político del escritor.

Ugné Karvelis

Cada una de las tres mujeres en la vida de Julio Cortázar influenciaron en su obra. Entre ellas se encuentra un amor rápido, que influyó más en el pensamiento político del escritor que en su vida: el que sostuvo con la escritora y traductora lituana Ugné Karvelis, quien nació el 13 de junio de 1935.

Aunque Ugné no tuvo tanta influencia como Aurora Bernárdez en la vida de Cortázar, la lituana logró politizar de manera excesiva su escritura. Se conocieron en La Habana, Cuba, mientras la revolución tomaba fuerza. Ya se habían cruzado en días anteriores en París, donde Ugné Karvelis cursó sus estudios políticos.

Aunque a la lituana Ugné Karvelis la había visto Julio Cortázar en las oficinas de Galllimard, en París, alguna que otra vez, su verdadero encuentro tuvo lugar en la isla caribeña. Ahí empezó la relación de la pareja, con una influencia en la literatura de Cortázar que se nota sobre todo en la excesiva politización de su escritura.

“Siempre me siento un poco mal cuando paso tanto tiempo sin venir a Cuba, pero me consuela el hecho de que ella es para mí permanente presencia espiritual”, decía Cortázar.

Fue gracias a Ugné Karvelis que los libros del escritor argentino se publicaron en Francia. Ella tradujo Rayuela y otros de sus libros, además de la obra de muchos otros escritores del Boom Latinoamericano, como Carlos Fuentes, Mario Vargas Llosa, Alejo Carpentier, entre otros.

Aunque lo conocía a través de sus letras por ser una asidua lectora, Ugné no había interactuado con el autor y fue hasta que confluyeron en la Casa de las Américas en Cuba donde se atrevió a hablarle. Según relató la mujer, en el hotel se interpuso entre él y la recepcionista que le entregaría las llaves de la habitación. En esa charla, el autor la invitó a un mojito.

Se le atribuye a ella la influencia política en la obra de Cortázar. De esos encuentros salieron las obras de Reunión o El libro de Manuel que resultaron siendo fracasos en ventas y papel de sobra entre los críticos.

Su relación perduró por casi 10 años de manera intermitente 1967 a 1978. Durante los cuales compartieron compartieron algunos de los viajes vagabundos que solía realizar Cortázar. Tras esto, Ugné Karvelis hizo gestiones en la UNESCO y fue nombrada embajadora permanente de su país natal, Lituania.

Finalmente fue la creadora del Premio Iberoamericano Julio Cortázar que es entregado por el Instituto Cubano del Libro y la Casa de las Américas. Además, ayudó con la difusión de la obra del escritor en Europa y a través de sus secciones de crítica literaria en la revista L’Express.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO