El hombre que dio nombre al personaje de Breaking Bad

wikimedia

El hombre que dio nombre al personaje de Breaking Bad

5 de diciembre del 2018

Heisenberg, el sobrenombre que adoptó el personaje Walter White de Breaking Bad, quedó difundido en el mundo después de la famosa serie, tanto por el personaje, como porque algunos cocineros de metanfetamina nombraron así uno de sus productos.

Pero el nombre tiene más trascendencia y el director no lo eligió al azar, se trata del físico, ganador del premio Nobel en 1932, Werner Heisenberg, al que varios fans de la serie le han encontrado similitudes entre su vida y la del personaje principal de la producción televisiva.

Werner Heisenberg nació el 5 de diciembre de 1901, en Würzburg, Alemania. Entró a estudiar física en la Universidad de Múnich e hizo amistad con otros dos jóvenes, que como él, ganaron el premio Nobel de Física años después, sus nombres eran James Franck y Max Born.

Trabajó con varios reconocidos físicos de la Universidad de Copenhague, como Niels Bohr, hasta que terminó siendo nombrado Profesor de Física Teórica cuando apenas tenía 26 años de edad.

Durante la Segunda Guerra Mundial fue apresado por el régimen nazi, por su ascendencia judía, pero su madre, que conocía a Heinrich Himmler, líder de las SS, le pidió que no los asesinara. Así que fue prisionero del régimen y tuvo que colaborar en la creación de la bomba atómica alemana, al parecer Heisenberg se centró en boicotear los avances del proyecto para evitar su desarrollo.

En 1925, con apenas 23 años, publicó su teoría de la física cuántica, la misma que le otorgó el premio Nobel años después. Una teoría que con el tiempo le permitió formular el principio de incertidumbre, “que establece que la determinación de la posición y el impulso de una partícula móvil contiene necesariamente errores cuyo producto no puede ser menor que la constante cuántica hy que, aunque estos errores son insignificantes en el A escala humana, no pueden ser ignorados en los estudios del átomo”, dice la página del Premio Nobel.

Ambos Heisenberg sufrieron de la misma enfermedad, el cáncer, y esto le cobró la vida al primero. Pero sin duda este fue uno de los aspectos que el director tuvo en cuenta para crear la relación de los personajes, junto a otros aspectos que comparten, como terminar involucrados en planes siniestros o haber sido profesores de universidad.